Un total de 14 detenidos por suplantar a compatriotas en exámenes de español para obtener la nacionalidad

Policía de patrulla
CNP
Publicado 22/02/2018 12:58:34CET

VALÈNCIA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en València a 14 personas --de entre 24 y 49 años, de origen pakistaní y rumano-- por suplantar a compatriotas en un examen de Lengua Española para obtener la nacionalidad.

En el operativo, los policías intervinieron 2.200 euros, 18 documentos falsos, una sudadera que llevaba en las costuras un sistema compuesto por una funda de silicona para acoplar un smartphone y el cableado para manos libres, cuyo fin era transmitir al exterior del aula los datos del examen oficial, así como un pinganillo inalámbrico y una chaqueta con el mismo sistema.

Las investigaciones se iniciaron a mediados de enero al tener conocimiento los agentes de la posible existencia de una organización dedicada a facilitar la suplantación de identidad de personas que aspiraban al examen oficial de Lengua Española para obtener la nacionalidad, informa la Policía a través de un comunicado.

Los policías averiguaron que la organización estaba formada por ciudadanos de origen pakistaní que, previo pago de importantes cantidades de dinero por parte de los aspirantes al examen, buscaban a personas de la misma nacionalidad con un suficiente conocimiento de español para realizar el examen, a quienes facilitaban permisos de residencia al parecer falsos. En estos documentos aparecían los datos de la persona que tenía que aprobar el examen, mientras que la fotografía era de la persona que se iba a presentar al mismo.

Durante las investigaciones, los policías confirmaron las sedes de Valencia en las que se iban a realizar los exámenes, así como la fecha que estaban convocados los aspirantes para realizar la prueba, por lo que una vez finalizaron el ejercicio fueron detenidos.

Continuando con las investigaciones, los agentes averiguaron que las personas que tenían que realizar el examen para obtener la nacionalidad española solían pagar unos 1.000 euros y las personas que los realizaban en su nombre, que previamente habían sido captadas de entre compatriotas con necesidades económicas, recibían unos 50 euros.

Los policías intervinieron unos 2.200 euros, 18 documentos falsos todos ellos tarjetas de identidad de extranjeros, una sudadera que llevaba en las costuras un sistema compuesto por una funda de silicona para acoplar un Smartphone y el cableado para manos libres cuyo fin era transmitir al exterior del aula los datos del examen oficial así como un pinganillo inalámbrico y una chaqueta con el mismo sistema.

Tras un primer estudio de los documentos intervenidos, los agentes han determinado que eran facilitados por una organización, ya que en todos la huella era la misma y la falsificación muy conseguida. Las investigaciones continúan abiertas para el total esclarecimiento de los hechos.

Los detenidos, tres de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.