Un total de 359 propuestas del proceso participativo Decidim VLC pasan a la fase de estudio de viabilidad

Carril bici junto al Hospital Clínico
AYTO
Publicado 06/07/2018 15:34:39CET

VALÈNCIA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de València ha iniciado el estudio de viabilidad técnica, jurídica y económica de un total de 359 propuestas presentadas en el proceso participativo Decidim VLC, después de que este jueves se cerrase el plazo para que las iniciativas recabasen los apoyos de la ciudadanía.

De las 540 propuestas presentadas por la ciudadanía para invertir los ocho millones de euros del presupuesto municipal que el Ayuntamiento ha reservado este año para llevar a cabo los proyectos, 359 han pasado a la fase de estudio de viabilidad. Un total de 232 propuestas han surgido de la ciudadanía, mientras que 127 tienen su origen en los grupos de trabajo de las Juntas Municipales de Distrito, ha detallado el consistorio en un comunicado.

Decidim VLC encara ahora su tercera fase, en la que el personal técnico municipal estudiará su viabilidad. Esta es la fase previa a la definitiva de las votaciones, que arrancará el próximo 15 de septiembre.

La concejala de Participación y Acción Vecinal, Neus Fàbregas, ha informado de que se han recabado 14.131 apoyos para las 540 propuestas presentadas. "Estamos consolidando este proceso participativo con la ciudadanía, que cada vez presenta más propuestas y mejor desarrolladas, lo que indica que existe verdadero interés para codiseñar las políticas municipales y por participar activamente en la vida de la institución", ha destacado.

En esta edición, el presupuesto asignado es de ocho millones de euros, un millón más que en la pasada edición. Se ha producido otra variación respecto a las ediciones anteriores: los proyectos para los distritos de València han tenido que recibir un mínimo de 30 apoyos para superar esta segunda fase, pero en los pueblos ha sido suficiente con 15 apoyos para ir al estudio de viabilidad.

MOTIVOS PARA DESESTIMAR PROPUESTAS

La validación de las propuestas es competencia del Servicio de Descentralización y Participación Ciudadana. Los motivos para desestimarlas han sido: no contar con el apoyo mínimo, no ser un proyecto de inversión, no ser competencia municipal, que para su ejecución fuera necesario implicar a otras administraciones públicas o que esa ejecución ya estuviera prevista y presupuestada por el Ayuntamiento de València.

Fàbregas ha resaltado que, "una vez más, la ciudadanía participa y ahora los servicios técnicos municipales tienen propuestas ciudadanas encima de la mesa, lo que no ocurría en anteriores legislaturas, y van a trabajar para que puedan ser viables el máximo número posible de propuestas presentadas". "Construimos participación dentro y fuera del Ayuntamiento", ha puesto en valor.

Las propuestas de proyectos de inversión que han pasado el corte de los apoyos pasan ahora a ser estudiadas por los servicios municipales implicados en su ejecución, que serán quienes emitan un informe sobre su viabilidad jurídica, técnica y presupuestaria.

COMPETENCIAS Y NORMATIVA

Para ser viables, no deben contravenir ninguna normativa, deben ser competencia del Ayuntamiento y han de considerarse una inversión. Aquellas que tengan informe favorable serán las que se elevarán al proceso de votación ciudadana a partir del 15 de septiembre.

La concejala ha indicado que, "en esta fase, se intenta garantizar que las propuestas que han recabado apoyos de la ciudadanía son viables técnicamente y se ajustan a las bases del proceso, para que la ciudadanía pueda decidir con su voto en septiembre cuáles son las prioritarias para nuestra ciudad".

Entre las iniciativas predomina la peatonalización de calles, la instalación de carriles bici, la construcción de parques y otras obras de acondicionamiento urbano.