Un total de mil pacientes de hospitales de la Comunitat revisan su medicación antes de recibir el alta

Actualizado 24/07/2006 20:52:13 CET

VALENCIA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cerca de mil pacientes con distintas patologías, pertenecientes a distintas zonas geográficas de la Comunitat Valenciana, han participado en los últimos dos meses en el programa piloto de 'Medicación al alta'. Se trata de que el paciente reciba "información individualizada de su medicación antes de dejar el hospital", según informaron hoy fuentes de la Generalitat, quienes precisaron que esta iniciativa se ha desarrollado en los hospitales La Fe, Arnau de Vilanova y el de Gandia, todos ellos de la provincia de Valencia, además del de San Juan de Alicante y el General de Castellón.

La acción, integrada en el Plan de Excelencia de la Sanidad Valenciana y puesta a punto por la conselleria de Sanidad en colaboración con la Sociedad Valenciana de Farmacia Hospitalaria, se desarrolla en cinco hospitales valencianos y constituye una "novedosa intervención en la línea de acciones para la seguridad de los pacientes".

Al respecto, explicaron que que un farmacéutico revisa con el paciente, antes de que éste reciba el alta y abandone el Hospital, la medicación que se le ha prescrito, "asegurándose de que entiende cómo debe de tomarla, y revisando también la medicación que el paciente estaba tomando antes del ingreso, con objeto de evitar cualquier posible duplicidad o interacción farmacológica".

El objetivo de esta intervención, según el conseller de Sanidad, Rafael Blasco, consiste en "proporcionar información individualizada y por escrito, sobre las recomendaciones generales relacionadas con el uso del medicamento a los pacientes ingresados que reciben el alta hospitalaria". Dicha información incluye, explicó, un plan personalizado de administración de la medicación que estos pacientes van a recibir en su domicilio.

Así, la entrevista personal con el paciente permite "explicarle la información que se le entrega, reforzar el cumplimiento terapéutico y resolver sus dudas", a la vez que se vigilan las "posibles duplicidades e interacciones entre los medicamentos prescritos y los medicamentos, plantas medicinales y alimentos que tomaba el paciente con anterioridad a su ingreso".

Para lograr estos objetivos, el farmacéutico contacta con las unidades de hospitalización incluidas en el programa y registra en una hoja de datos la información relevante de la historia clínica del paciente (antecedentes o medicación habitual). A continuación, el farmacéutico se entrevista con el paciente, haciéndole una breve presentación e informe de su actividad, procede a la revisión de la prescripción médica y comprueba que existe seguridad en la continuidad con el tratamiento anterior al ingreso, verificando cada medicamento. Se efectúa con el paciente una revisión de la medicación habitual, incluyendo los medicamentos sin receta.

En el caso de que exista alguna "duda" o se compruebe "algún posible problema" relacionado con la medicación, se informa al médico prescriptor y se solicita, en caso necesario, la elaboración de un nuevo informe de alta.

Tras el análisis global del tratamiento y la validación de la prescripción, el farmacéutico facilita y explica al paciente un boletín informativo que consta de una hoja resumen de la prescripción médica, una planificación horaria y una breve información de los medicamentos que va a recibir, informando de todo ello al médico de cabecera. Además se hace constar en la información para el médico de familia si el tratamiento al alta se añade o sustituye al tratamiento habitual anterior al ingreso.

De los 996 pacientes que se han visto beneficiados con esta iniciativa, 390 procedían de Traumatología y Cirugía ortopédica; 238 de Cirugía General y del Aparato Digestivo; 220 de Cardiología; 66 de Urología; 18 de Neurología; 54 de Neumología, y otros 10 eran pacientes transplantados. Por provincias, 138 fueron atendidos mediante este programa en Alicante, 241 en Castellón y 617 en Valencia. Las encuestas de satisfacción sobre el programa, que rellenan y entregan los pacientes de forma anónima, muestran "niveles de satisfacción muy altos", señalaron las mismas fuentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies