Un trabajador de la empresa de transporte del IVAM dice que hizo mudanzas y llevó a la peluquería a la madre de Ciscar

Consuelo Ciscar
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/03/2018 19:26:21CET

VALÈNCIA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un trabajador de la empresa de transportes Logística del Arte, que realizaba trabajos para el Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) durante la etapa al frente del museo de Consuelo Ciscar, ha declarado que también prestaba servicios de carácter personal para la exdirectora, como llevar a su madre a la peluquería o hacerle mudanzas.

Así lo ha manifestado este empleado, que ha acudido este martes a declarar en calidad de testigo al Juzgado de Instrucción número 21 de València, que investiga presuntas irregularidades en la gestión del museo valenciano en la época de Consuelo Ciscar.

En esta causa están investigadas una decena de personas, entre ellas Consuelo Ciscar y su hijo artista, Rafael Blasco Ciscar, 'Rablaci' por los delitos de malversación, prevaricación y falsedad. También figuran varios subdirectores generales en el periodo de la investigación y técnicos, así como el administrador de Logística del Arte.

El trabajador de esta empresa de transportes ha ratificado en su declaración como testigo lo que ya dijo ante la Policía, que prestaba servicios a Consuelo Ciscar como llevar a su madre a la peluquería o realizar mudanzas para ella y para el entonces responsable económico del centro cultural, Juan Carlos Lledó, también investigado en la causa, según ha podido saber Europa Press de fuentes conocedoras.

Por otro lado, también ha prestado declaración como testigo un técnico del Departamento de Registro del IVAM, que ha hecho referencia a que el artista Ramón de Soto, que expuso en el museo, decidió regalar a título personal una escultura al entonces presidente de la Generalitat Francisco Camps.

Este mismo testigo ha aludido a la supuesta falsedad de ciertas obras de Gerardo Rueda y ha detallado que algunas estaban en los almacenes del museo y no se llegaban a exponer.