Trabajadores del Ayuntamiento instan a los sindicatos a movilizarse en defensa de los servicios públicos

Actualizado 14/11/2011 15:40:45 CET

VALENCIA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Valencia, como representación de los trabajadores, han expresado su "rechazo" a los recortes en los recursos públicos y han instado a las organizaciones sindicales representativas a convocar movilizaciones "en defensa de los servicios públicos y del estado del bienestar".

Así consta en un manifiesto firmado por los sindicatos con representación en el Ayuntamiento de Valencia, que se ha leído este lunes en el salón de actos del consistorio. El encargado de leerlo ha sido el presidente de la Junta de Personal y delegado de CSI·F, Juan Martínez, según ha informado este sindicato en un comunicado.

Los representantes de los trabajadores señalan que "las políticas de consolidación fiscal y de reducción del déficit basadas en la contención del gasto que están aplicando los gobiernos europeos ralentizan la recuperación de la economía y la generación de empleo".

En este sentido, consideran que las políticas e inversiones públicas "son necesarias para salir de la crisis", porque entienden que "invertir en servicios públicos es invertir en renta y en valor y desarrollo de las personas". "Una justicia y una sanidad pública, gratuita y universal es garantía de derecho y de calidad de vida", destacan en el manifiesto.

Asimismo, indican que los gobiernos "deben garantizar el derecho a la tutela judicial efectiva y a la asistencia sanitaria de todos los ciudadanos y las ciudadanas". También señalan que "una educación pública y de calidad es un derecho fundamental que sienta las bases del progreso económico y social de un país". En esta línea, inciden que destinar recursos a la educación pública "no es un gasto superfluo e innecesario, es una inversión de futuro".

Del mismo modo, aseguran que los sistemas de protección social "garantizan el bienestar de las personas más desfavorecidas satisfaciendo sus necesidades más básicas sobre el principio de la universalidad de derechos y la igualdad de acceso".

Asimismo, consideran que no se puede abandonar la inversión en transportes y comunicaciones, ni tampoco se puede dejar de subvencionar el acceso a estos servicios de toda la población, ya que "se aumenta el riesgo de generar mayores desigualdades y de arriesgarse a una pérdida de oportunidades para el desarrollo en muchas comarcas de nuestro territorio".

"El acceso a un transporte público, tanto ferroviario y por carretera como aéreo o marítimo, que conecte adecuadamente las distintas poblaciones y los barrios de nuestras ciudades es, además de garantía de desarrollo de una movilidad sostenible y respetuosa con el medio ambiente, impulsor de desarrollo económico", manifiestan.

Por otro lado, añaden que la ciudadanía "tiene derecho a una Radiotelevisión Valenciana Pública, independiente y de calidad. Con producción propia que además potencie el uso del valenciano como lengua propia definida en el Estatuto de Autonomía".

"DESEQUILIBRIO FISCAL, INJUSTICIA SOCIAL"

Los sindicatos subrayan que es necesario que los gobiernos reconozcan el "fracaso estrepitoso" de sus políticas "orientadas exclusivamente hacia la reducción del gasto que están agudizando la crisis y que están afectando a la calidad de los servicios públicos, garantía de la igualdad y de la cohesión social, y que avancen hacia un modelo tributario solidario y progresivo que permita incrementar los ingresos públicos y que persiga el fraude fiscal". "Porque el desequilibrio fiscal es injusticia social", advierten.

En opinión de los representes de los trabajadores, "no podemos consentir que la crisis sirva de excusa para desmantelar el Estado del Bienestar". Así, alertan de que "las políticas de ajuste están provocando la destrucción sistemática de empleo en las empresas y administraciones".

Además, "se están recortando derechos laborales, reduciendo o congelando el salario de los empleados públicos y vulnerando los acuerdos alcanzados, cuando la negociación colectiva es un derecho fundamental reconocido en la Constitución Española", lamentan en el manifiesto.

También señalan que "unas condiciones de trabajo dignas de las empleadas y empleados públicos garantizan la calidad y eficiencia de los servicios que prestan, dándoles el valor que se merecen, dignificando y profesionalizando el trabajo del empleado público".

Asimismo, añaden que "para tener un sector publico ágil y eficiente que preste servicios de calidad a la ciudadanía, es necesario avanzar hacia la formación y cualificación de los empleados públicos, la carrera profesional, la conciliación de la vida laboral y personal, es decir, hacia unas condiciones de trabajo más dignas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies