Los tres últimos detenidos por yihadismo son trasladados mañana a la Audiencia Nacional

 

Los tres últimos detenidos por yihadismo son trasladados mañana a la Audiencia Nacional

Publicado 23/03/2017 11:39:14CET

MADRID/VALÈNCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los tres hombres de origen marroquí detenidos este miércoles en Roda de Ter (Barcelona) y Benetússer (Valencia) como presuntos yihadistas comparecerán este viernes en la Audiencia Nacional, los dos primeros ante la juez Carmen Lamela y el arrestado en la Comunitat Valenciana ante el magistrado Santiago Pedraz, han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas.

Los dos hombres detenidos en Cataluña están acusados por las Fuerzas de Seguridad de intentar convencer a otras personas para que llevaran a cabo atentados terroristas en solitario, similares a los que se han perpetrado en ciudades occidentales en los últimos dos años.

Según informaron los Mossos d'Esquadra esta labor la estarían realizando tanto a través de las redes sociales como de forma presencial, y también intentaban de forma reiterada convencer a diversas personas de que se unieran al denominado Movimiento Yihadista Global.

La investigación contra estas dos personas se inició hace diez meses cuando la Policía fue alertada de que los detenidos se estaba radicalizando e intentaba imponer sus ideas a su entorno más cercano. Además, la policía constató que hacía un uso intensivo de las redes sociales para difundir contenidos yihadistas, especialmente a través de material audiovisual.

RADICALIZACIÓN DE MUJERES

Uno de ellos difundía a través de diversos perfiles en las redes sociales contenido relacionado con el yihadismo para captar a otras personas, lo que consiguió, ya que ambos habían logrado radicalizar a dos mujeres de 19 y 31 años de Roda de Ter y Manlleu (Barcelona). Los detenidos, de 26 y 37 años, tienen diversos antecedentes policiales por delitos violentos, y uno de ellos mantenía una relación sentimental con una de las chicas radicalizadas.

En cuanto al detenido en Benetússer (Valencia), tiene 45 años, es marroquí pero nacionalizado español y se le acusa igualmente dedicado a difundir contenidos violentos, inicialmente en favor de Al Qaeda y actualmente del grupo terrorista Estado Islámico (DAESH).

Según el Ministerio del Interior, el detenido era un miembro activo de la 'yihad de la palabra' y sus actividades proselitistas le habían convertido en una amenaza real contra la seguridad pública al emplear las redes sociales para llevar a cabo un adoctrinamiento terrorista efectivo.

A través de la utilización de distintos perfiles virtuales, bajo nombres asociados a la épica yihadista, llevó a cabo centenares de publicaciones con contenidos terroristas con el fin de captar y reclutar al mayor número de personas para viajar a zona de conflicto y llevar cabo la 'yihad violenta'.

En concreto, el detenido publicaba reiteradamente mensajes sobre adiestramiento en tácticas de combate, ensalzamiento de atentados yihadistas cometidos por el DAESH en Europa, Siria y otros países, haciendo especial hincapié frente a sus seguidores en conceptos radicales básicos, antesala de cualquier actividad terrorista: "la yihad es un deber ineludible", al igual que, "la imposición de la Sharía, de la lucha y la acción contra el enemigo".

El detenido se encontraba muy integrado en la comunidad musulmana de su localidad de residencia, si bien desarrollaba las labores de adoctrinamiento y captación terrorista a través de Internet, con lo que preservaba en cierta medida su anonimato, según la investigación policial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies