'La tristeza de los ogros' propone en el Principal un 'zapping' sobre la adolescencia con historias traumáticas

La tristeza de los ogros
LUZ SORIA/TEATRE LLIURE
Publicado 01/03/2018 14:53:06CET

VALÈNCIA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

'La tristeza de los ogros', un texto del belga Fabrice Murgia, aterriza este jueves en el Teatro Principal de València para debatir sobre la adolescencia a través de historias traumáticas. Las principales son un secuestro y una masacre en un instituto alemán.

El espectáculo, que estará en cartel hasta el domingo, 4 de marzo, ha sido presentado este jueves en rueda de prensa por el director adjunto de Artes Escénicas del Institut Valencià de Cultura (IVC), Roberto García, y por los tres actores de la función: Nacho Sánchez, Olivia Delcán y Andrea Sanjuán. Es un texto adaptado por Borja Ortiz de Gondra.

La obra, de hora y 10 minutos de duración y coproducida por el Teatro Lliure, Teatros del Canal y el Théatre National Wallonie-Bruxelles, es un espectáculo que juega con diferentes códigos audiovisuales "que habla de la pérdida de la infancia a través de hechos traumáticos", ha explicado García.

Una de esas historias traumáticas, ha proseguido, es la de Bastian Bosse, que en 2006, con 18 años, volvió a su antiguo instituto alemán, abrió fuego contra alumnos y profesores y luego se quitó la vida; otra historia es la de Natascha Kampusch, una joven que estuvo ocho años secuestrada y que al final logró escapar. A lo largo de la obra también se hace alusión a otros casos como el de las tres niñas de Alcàsser (Valencia) que fueron asesinadas en 1992.

Y todas estas historias serán conducidas por Andrea Sanjuán, que será "el fantasma bufonesco de una niña muerta", se ha descrito. Su personaje, ha explicado, se utiliza para hilar las historias y hablar de la pérdida de la infancia.

Por su parte, Nacho Sánchez interpretará a Bastian. Y lo hará a través del blog que él mismo escribió antes de cometer la masacre en el colegio alemán, historia verídica. Con este caso, Fabrice Murgia habla de la soledad y de "personas desplazadas", ha dicho el actor.

"Mi personaje es real --ha incidido--. En 2006, un chico volvió a su instituto cargado con fusiles, cócteles molotov y otras armas y atentó contra sus compañeros y profesores. Luego se suicidó". Este joven actuó de esta manera tras sufrir 'mobbing' y no saber gestionar su ira, ha señalado.

Para interpretar al joven, Sánchez utiliza el blog que éste escribió dos años después de sufrir dos episodios fuertes de 'mobbing'. "Mi personaje dice lo que él escribió sin cambiar ni una coma de ese blog", ha aseverado. Así, se trata de un caso documental.

"Cuando leía el blog --ha proseguido-- me daba la sensación de que me metía en la intimidad de una persona muy frágil. A través de sus textos pide ayuda, a veces de forma directa y otras de forma indirecta", ha explicado.

Esta historia 'zapeará' con otra relativa a un secuestro. Se trata del personaje que interpreta Olivia Delcán, quien ha explicado que durante la obra está soñando que ha sido secuestrada tras escuchar de fondo, en la televisión, el caso de Natascha Kampusch. Lo hace tras quedarse en coma por un accidente cuando era adolescente.

La obra no pretende dar respuestas, han coincidido los actores. Está compuesta de "muchas capas" y el espectador debe escoger con la que quedarse. "El autor pretende hacer este teatro para plantear preguntas y sembrar la discordia", ha afirmado Sanjuán, quien ha subrayado que en el espectáculo hay un cuarto personaje, el vídeo, y ha dicho que la presencia técnica es "muy importante" en la función.