La Unió-Coag rechaza la propuesta de reforma del vino de la OCM porque "pone fecha a la total liberación del sector"

Actualizado 22/06/2006 17:44:50 CET

VALENCIA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unió-Coag rechazó hoy la propuesta preferente de la Comisión Europea de la reforma de la OCM del Vino porque "pone fecha a la total liberalización del sector" al establecer una fecha límite a la prohibición de nuevas plantaciones y "olvidar la renta del viticultor como principal objetivo de la reforma", según informaron fuentes de la entidad.

Además, señalaron que esta propuesta supone la "eliminación de todas las medidas de regulación del mercado del vino en su conjunto y se le concede un excesivo protagonismo tanto económico como político al arranque de viñedo".

En este sentido, opinaron que la Comisión Europea pretende la "total liberalización" de las prácticas enológicas que protegen al sector vitivinícola europeo frente a las realizadas en países terceros, además "no se presenta una política clara de medidas de mercado positivas con la que mejorar la comercialización de los vinos comunitarios, única garantía de continuidad de los viticultores a largo plazo", criticaron.

Asimismo, consideraron que la reforma de la OCM del Vino "debe definir un nuevo modelo que corrija los problemas", de manera que establezca "una verdadera política vitivinícola que tenga como prioridad a los viticultores profesionales", según destacaron las mismas fuentes.

Por otro lado, la organización agraria también rechazó el posible trasvase de presupuesto hacía el segundo pilar de la PAC (Desarrollo Rural) porque "puede provocar la cofinanciación de las ayudas".

Del mismo modo, señalaron que el principal problema del sector vitivinícola no es la falta ni de uva ni de vino, sino "las dificultades de acceso a los mercados y la falta de repercusión de los beneficios en la renta del agricultor".

En este sentido, el responsable del sector del vino de la organización, Jesús López, apuntó que "hay que luchar para que la renta del productor se consiga vía precios del producto y para ello se necesitan instrumentos que nos permitan acceder y posicionarnos en los mercados para poder garantizar la renta de los agricultores como único medio de asegurar su permanencia y esto no es posible sin un decidido apoyo a la comercialización y modernización de estructuras. Debemos tener una vocación más comercial, porque nuestro problema no es el producto sino el mercado".

López apuntó también que comparte con la Comisión "la necesidad de llevar a cabo una reforma en profundidad de la actual OCM y la necesidad de preservar una OCM específica para el sector", y consideró que es necesario realizar un uso "más eficiente" del gasto presupuestario, porque, explicó que "ni el mantenimiento del actual status quo del sector, ni la inclusión del sector vitivinícola en el Régimen de Pago Único, ni la total desregulación del sector, son las soluciones para la nueva OCM vitivinícola".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies