La Unió insta a la Generalitat a que autorice un corredor pecuario para el ganado tras los incendios de septiembre

Ovejas
DGA
Actualizado 20/10/2010 18:55:20 CET

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Unió de Llauradors i Ramaders ha instado a la Conselleria de Medio Ambiente a que ponga en marcha una serie de medidas, como autorizar un corredor pecuario, que faciliten al sector ovino el desarrollo normal de su actividad tras los incendios que afectaron el pasado mes de septiembre a algunos terrenos cercanos a la Sierra Mariola, en las provincias de Valencia y Alicante.

En un comunicado, la organización agraria ha citado la Ley Forestal de la Comunitat Valenciana, que dice que "los terrenos forestales que hayan sufrido los efectos de un incendio no se podrán destinar al pastoreo en los cinco años siguientes; tampoco podrán dedicarse o transformarse en suelos agrícolas hasta transcurridos diez años, salvo autorización expresa y motivada de la Administración forestal, previo informe del Consejo Forestal".

Por ello, La Unió ha solicitado a la Conselleria de Medio Ambiente que autorice de forma excepcional un corredor pecuario para poder acceder a los terrenos no calcinados, a fin de que el ganado pueda seguir pasturando y no sea el ganadero quien soporte, con costes adicionales de compras de pienso, un agravamiento de su renta ya bastante mermada por los bajos precios que percibe por la venta de sus animales.

Además, ha instado a que "en caso de que no sea viable la habilitación de este corredor pecuario se abra una línea de ayudas que permita a los ganaderos afectados por los incendios adquirir el pienso que necesitan para los animales ante la falta de pastos".

Para la Unió, "los daños de estos incendios forestales no afectaron de forma generalizada a terrenos agrícolas, pero sí al ganado que está sufriendo las consecuencias de esta catástrofe por cuanto en esa zona pasturaban habitualmente más de 7.000 cabezas de ganado ovino-caprino en alrededor de 50 explotaciones ganaderas que hay en las zonas cercanas a la Sierra Mariola".

En este sentido, el secretario general de La Unió, Josep Botella, ha asegurado saber "con certeza" que de este episodio de incendios "se dio el caso de numerosos abortos en el ganado por el estrés generado por los incendios y estas pérdidas no las pueden compensar ahora los ganaderos a título personal". "Ahora también se debe añadir el problema de la falta de pastos para alimentación del ganado y el aumento de los costes en la compra de piensos", ha agregado.

El pasado 6 de septiembre se originaron varios incendios forestales en algunos municipios cercanos a la Sierra Mariola, en las comarcas de El Comtat y la Vall d'Albaida, en concreto en los términos de Alfafara en la primera y Agullent, Ontinyent, y Bocairent en la segunda, afectando a una superficie aproximada de 2.500 hectáreas, que pueden tardar en regenerarse alrededor de 60 años.