La Unió de Llauradors instará a productores a quemar la paja aunque Conselleria no deje hacerlo en toda la superficie

Campo de  arroz
LA UNIÓ DE LLAURADORS
Publicado 27/09/2017 17:14:20CET

VALÈNCIA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Unió de Llauradors instará a los productores a quemar la paja aunque Conselleria de Agricultura no deje hacerlo en toda la superficie arrocera y ha anunciado que está dispuesta a convocar movilizaciones de protesta "ante la falta de compromiso de la Generalitat". La organización agraria ha advertido en un comunicado de que, si no se hace, se crearía "un grave problema medioambiental".

La organización cree que si la Conselleria de Agricultura no autoriza a estas alturas de campaña y con la siega "a punto de finalizar" la quema de la paja en la totalidad de la superficie arrocera, se creará un "grave problema medioambiental" en el parque natural de la Albufera y un "grave perjuicio económico" a los arroceros.

Por ello, ha asegurado que instará a los productores a quemarla, aunque la Conselleria "no lo autorice en toda la superficie de cultivo". En este sentido, se ha mostrado dispuesta a "emprender acciones de protesta y a aconsejar a los productores la quema de la paja en sus explotaciones si no se adoptan medidas consensuadas con la Administración para realizar esta práctica de forma ordenada con el fin de evitar posibles molestias".

La organización critica que, a finales de septiembre, y con la siega ya "muy avanzada", la Generalitat "no ha sido capaz de dar solución a un problema que se arrastra hace tiempo". En este sentido, recuerda que el año pasado se anunció la creación de una Comisión específica técnica para tratar esta situación, "de la cual se desconocen sus resultados".

"AUTÉNTICA MOFA"

"Pasado un año, no se conocen sus conclusiones ni se ha consensuado nada con los actores de la principal actividad económica del Parque, los arroceros", ha denunciado la organización. Según la Unió, "esto, unido a que la Junta Rectora del Parque convoca reuniones para tratar la quema de la paja en plena campaña de siega, es una auténtica mofa al sector arrocero que no tiene justificación alguna".

La Unió ha apuntado que la "inmensa mayoría" de la paja segada esta campaña se encuentra "a cordón" en los campos y "no quemarla ocasionaría unos perjuicios aún mayores que los conocidos por el aumento de la anoxia, el hongo de la Pyricularia Oryzae y las malas hierbas que han empeorado de manera terrible en los últimos años".

La organización ha recordado los "graves antecedentes de putrefacción y malos olores" que en años anteriores se produjeron con las aguas negras.

"Los arroceros no tenemos ninguna otra alternativa viable a la quema a estas alturas y es una irresponsabilidad no autorizarla, no hacer los deberes cuando toca y pese a las promesas transmitidas en su día nos parece muy peligroso", ha denunciado Enric Bellido, responsable del sector del arroz de La Unió.

En esta línea, apuesta por "realizar una quema de la paja de forma racional, espaciada en el tiempo y únicamente aquellos días en que realmente no provoque molestias, y todo tutelado por la propia Conselleria".

Según Bellido, "los arroceros hemos llegado a un nivel de hartazgo que preferimos quemar la paja del arroz dentro de nuestra propiedad que cobrar unas ayudas agroambientales que Conselleria de Agricultura no paga desde hace dos años".