La UV reclama a los okupas del Lluís Vives el "desalojo pacífico" y reitera su "compromiso con el diálogo"

Colegio Mayor Luis Vives
ANTONIO MARÍN SEGOVIA
Publicado 10/05/2017 20:21:14CET

VALÈNCIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Universitat de València (UV) ha reclamado a la decena de personas que están 'okupando' el Colegio Mayor Lluís Vives el "desalojo pacífico" del edificio para mantener "la preservación del legado histórico y la puesta en funcionamiento de las instalaciones para las finalidades universitarias encomendadas por la sociedad". Al mismo tiempo, ha reiterado su "compromiso con el diálogo" como "vía para la resolución de los conflictos".

El centro universitario ha lanzado este mensaje después de que este miércoles unas 40 personas hayan traspasado la valla del Colegio Mayor LLuís Vives, de los que una decena han conseguido introducirse en el interior del inmueble para relevar a los dos okupas que permanecían en su interior.

Esta incursión llega después de que el pasado 1 de mayo una veintena de personas 'okupara' el Lluís Vives tras forzar la entrada que da a la calle y la del edificio y colgaran una pancarta en la fachada con el lema 'La ingovernable. Espai alliberat'. De ellos, dos permanecían en su interior y han salido tras ser revelados por la decena de okupas que han conseguido entrar este miércoles.

La Universitat ha destacado en un comunicado que se trata de una universidad pública que "se ha caracterizado siempre por el diálogo en la resolución de conflictos", disponiendo de diferentes órganos y mecanismos de participación abiertos a toda la comunidad universitaria, y ha explicado que inició el pasado viernes un "proceso de mediación" para la resolución de esta situación, contando con el ofrecimiento realizado por miembros de la Federación Valenciana para la Mediación.

La Universitat ha subrayado que está estudiando la notificación de un Juzgado de Instrucción de València recibida en el día de hoy, en la cual se traslada cédula de ofrecimiento de acciones judiciales en favor de la UV en el marco del auto judicial de instrucción de diligencias previas por el acceso no autorizado al edificio y la permanencia en estas instalaciones que, recuerda, "puede suponer un riesgo para la seguridad de las personas, dada la situación estructural del edificio".

La UV también ha recordado que el pasado 1 de mayo el edificio del antiguo Colegio Mayor Lluís Vives fue objeto de una "ocupación violenta" por parte de un conjunto de personas que emplearon "el uso de la fuerza sobre este histórico edificio".

Desde ese momento, han añadido, la Universitat de València ha tenido que incrementar la vigilancia del edificio y ha repuesto y completado la red provisional de seguridad que rodeaba el edificio, que "fue dañada en el acto de ocupación", para, de este modo, "garantizar la seguridad de las instalaciones y de las personas, dado el estado de la estructura del edificio".

PATRIMONIO DE EDIFICIOS SINGULARES

La Universitat de València, fundada el 1499 por los Jurados de la ciudad, ha contribuido, a lo largo de su historia, a la "vertebración de València" desde diferentes vertientes, incluida la urbanística, atesorando "un importante patrimonio de edificios singulares", de los cuales se siente "legítimamente orgullosa", ha apuntado la institución.

Asimismo, la Universitat ha sostenido que ha preservado este "legado histórico", que "ha restaurado siempre que ha sido necesario", para "combinar los usos universitarios con la preservación de los edificios". También ha destacado que ha incrementado el patrimonio universitario a través de la recuperación de edificios históricos situados en el centro de la ciudad para "usos universitarios abiertos a la ciudadanía".

Además, ha subrayado que en el marco de los trabajos ordinarios de mantenimiento y preservación del patrimonio universitario, se detectaron "graves déficits estructurales" en el edificio del antiguo Colegio Mayor Lluís Vives.

En este sentido, el centro ha detallado que dos informes independientes y externos, así como un informe de la propia Unidad Técnica de la UV identificaron esta "patología estructural" del edificio, que "impide su utilización atendido los riesgos que puede suponer para la seguridad de las personas". En este contexto se procedió al cierre de este Colegio Mayor en 2012, añade el comunicado.

Desde entonces, han continuado, se ha trabajado en "el análisis de las diferentes alternativas que pueden permitir rehabilitar el edificio" y "su recuperación para usos universitarios" de este Bien protegido de Relevancia Local, "en un contexto de profunda crisis económica, financiera y fiscal que ha limitado seriamente la capacidad inversora del presupuesto de la UV".

Estos proyectos han sido objeto de estudio desde diferentes vertientes y se encuentran en proceso de desarrollo y análisis de viabilidad, según ha explicado la institución académica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies