AVA asegura que el pedrisco ha destrozado la producción de frutales y el arbolado en los Serranos

Actualizado 19/05/2008 15:14:31 CET

VALENCIA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Las lluvias del pasado fin de semana, que llegaron acompañadas por pedrisco en las comarcas valencianas del Camp de Turia, l'Horta, la Ribera y los Serranos, han provocado en esta última zona daños del 100% en la producción de frutales e incluso en la madera de los árboles y el viñedo, según las estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja).

Los municipios más afectados por el temporal han sido Losa del Obispo, Chelva, Villar del Arzobispo, Bugarra, Gestalgar, Chulilla y Pedralba. Entre los cultivos más dañados destaca la sandía --en la que la campaña se da por perdida en esta zona--, los cítricos y las variedades tardías de melocotón y nectarina que restan por recolectar.

Asimismo, la intensidad del pedrisco fue "tan alta" que defolió el arbolado. Otras localidades con daños por pedrisco son Vilamarxant, Moncada, Rocafort, Massarojos, Bétera, Manises, Quart de Poblet, Cheste y Chiva.

Al pedrisco de ayer se suma el registrado el pasado viernes en la Ribera Alta --Massalavés, Guadassuar, Carcaixent y l'Alcúdia-- con daños leves en cítricos y caqui, así como el caído el miércoles en Oliva y els Poblets, y el del sábado 10 de mayo en Ontinyent, Ondara, Pedreguer, Villalonga y Dénia.

Por otra parte, las precipitaciones de la primera quincera de mayo también provocaron daños en las cerezas, melocotón y nectarina en la Ribera, Alto Palancia y la Vall d'Albaida.

El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, explicó que las lluvias "son beneficiosas en general, pero el pedrisco en algunas zonas ha dañado hasta los árboles, por lo que exigimos a la Conselleria de Agricultura medidas extraordinarias, complementarias al seguro agrario, para compensar estos daños en la madera que pueden perjudicar las próximas campañas".

Además, Aguado instó a los agricultores valencianos a tramitar "cuanto antes" el seguro agrario "porque hoy se ha convertido en una garantía de renta que debemos aprovechar, sobre todo ante inclemencias meteorológicas". El dirigente agrario solicitó "celeridad en la peritación de los riesgos cubiertos por el seguro agrario e indemnizaciones justas para garantizar una rentabilidad digna al productor".

En caso de que los citricultores afectados todavía no hayan firmado la póliza de esta campaña pero sí la suscribieron el pasado año, Aguado recordó que tienen derecho a la cobertura de extensión excepcional de garantías del riesgo de pedrisco en las producciones de igual variedad correspondientes a las parcelas que estuvieron aseguradas en el plan 2007, siempre que se asegure en la presente campaña a nombre del mismo asegurado, en un plazo máximo de 15 días desde la ocurrencia del pedrisco. En este caso es imprescindible cumplimentar el correspondiente parte de siniestro antes del 30 de junio.