Ribó cree que celebrar San Vicente Mártir en domingo daría "más posibilidades" a esta festividad

Joan Ribó en una imagen de archivo
Europa Press - Archivo
Actualizado 21/03/2018 13:28:59 CET

Destaca que cambiar el festivo local es "una propuesta" que hablará con Arzobispado, vicentinos y la sociedad en general

VALÈNCIA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de València, Joan Ribó, ha considerado este miércoles que pasar la celebración del día de San Vicente Mártir, patrón de la ciudad, del 22 de enero a un domingo daría "muchas más posibilidades" a esta festividad. Asimismo, ha indicado que trasladar el próximo año el festivo local correspondiente a esa jornada al lunes 18 de marzo, víspera de San José y último de las Fallas, "supone potenciar" estas fiestas.

El primer edil ha subrayado que este planteamiento, que tiene "ventajas significativas", "no es una decisión" cerrada sino "una propuesta" que pretende "hablar con todo el mundo", desde el Arzobispado de Valencia hasta las asociaciones vicentinas y la sociedad en general.

Ribó se ha pronunciado de este modo en declaraciones a los medios de comunicación, preguntado por la propuesta de pasar el próximo año la celebración del 22 de enero de San Vicente Mártir a domingo y el festivo local correspondiente a ese día al lunes 18 de marzo, víspera de San José.

"Se trata de permutar", ha señalado el responsable municipal, que ha opinado que "pasar San Vicente Mártir a domingo" puede tener "alguna ventaja significativa", así como "declarar festivo el 18 de marzo", ya que supondría "potenciar todo el tema de Fallas".

Respecto al cambio de la festividad del patrón, Joan Ribó ha comentado que la celebración en domingo contribuiría a dar "muchas más posibilidades" a este día que conmemorándolo entre semana.

"San Vicente Mártir, 22 de enero, supone problemas entre la gente que vive en València y que trabaja fuera de València, los que viven fuera y no trabajan ese día. Pasarlo a domingo, como se ha hecho en otras fiestas, pensamos que podría suponer ventajas significativas, entre otras, para la celebración de ese día", ha expuesto.

"El día de San Vicente es un día que normalmente aparece muchas veces un poco deslavazado. Pasarlo a domingo seguramente aporte, por un lado, que la fiesta se puede desarrollar mejor y, por otro lado, que se libere un día que puede ser interesante para Fallas", ha agregado.

El alcalde ha reiterado que estos cambios no son una decisión sino una propuesta y ha mostrado su voluntad de hablarlo con todos los sectores implicados. "Vamos a hablarlo. No es una decisión, es una propuesta. Queremos consultarlo y hablarlo con todos los sectores. Pensamos que puede ser positivo pero es un pensamiento, es una propuesta", ha repetido porque "queremos saber lo que piensa la gente".

Preguntado por si en esa negociación contempla también consultarlo con el Arzobispado de Valencia, Ribó ha señalado que sí. "Sí, lo queremos hablar con todo el mundo. Evidentemente que sí. Lo queremos hablar con el Arzobispado, con las asociaciones vicentinas y, en general, con la sociedad", ha subrayado.

"NO NOS LA CARGAMOS"

Igualmente, el alcalde ha negado que con este planteamiento se pretenda acabar con una fiesta religiosa como la de San Vicente Mártir, una celebración que, según ha dicho, el gobierno local "valora mucho".

"No, evidentemente no nos la cargamos. Que la traslademos no quiere decir que nos la cargamos. Es una propuesta que presenta ventajas desde muchos puntos de vista. En ningún momento quiere tener el significado de cargarse la fiesta de San Vicente Mártir. Es una celebración que valoramos mucho. Hemos sido los que nos hemos encargado de la rehabilitación --de la Roqueta--. Trabajamos en este tema de forma importante", ha manifestado.