Los valencianos son los que consumen más agua, hasta 189 litros por habitante

Actualizado 20/07/2010 15:29:04 CET

VALENCIA/MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los valencianos son los que consumen más agua, hasta un total de 189 litros por habitante, seguidos de cántabros (188) y asturianos (177), según se desprende de la encuesta sobre el suministro y saneamiento del agua del año 2008, hecha pública este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por el contrario, los consumos medios más bajos de agua se registraron en los hogares de Comunidad Foral de Navarra (131 litros por habitante y día) y en Cataluña, Illes Balears y País Vasco (139 litros).

A nivel nacional, el consumo medio de agua de los hogares se situó en 154 litros por habitante y día (población de derecho estimada) en el año 2008. Esta cifra fue un 1,9 por ciento inferior a los 157 litros registrados en 2007.

Con respecto al valor unitario del agua (cociente entre los importes abonados por el suministro de agua más el de las cuotas de alcantarillado y depuración, así como por el canon de saneamiento, y el volumen de agua registrada y distribuida a los usuarios) en la Comunitat se situó en 2008 en 1,52 euros por metro cúbico, más de veinte céntimos más caro que la media (1,31 euros por metro cúbico).

EL MAYOR USO PARA REGADÍO

En lo que se refiere al regadío, Andalucía fue, con un 23,1 por ciento del total, la región que más agua utilizó para este fin, algo más de 3.536 hectómetros cúbicos, lo que supone un 4,7 por ciento menos que en 2007. En el conjunto de España se consumieron 15.313 hectómetros cúbicos de agua para regar, un 5,5 por ciento menos que el año anterior.

Por su parte, Aragón consumió el 14,2 por ciento y Castilla y León, el 13,2 por ciento. En el otro extremo, se situaron La Rioja (1,6 por ciento), Comunidad Foral de Navarra (2,8 por ciento) y Región de Murcia (3,4 por ciento).

Los herbáceos, que representaron el 44,8 por ciento del volumen total del agua de regadío utilizado en el sector agrario, redujeron el uso de agua un 6,5 por ciento. Los otros tipos de cultivos (cultivos industriales, huertos familiares, cultivos ornamentales y leñosos no frutales) disminuyeron su uso de agua un 16,1 por ciento respecto a 2007, mientras que las patatas y hortalizas lo hicieron en un 12,7 por ciento. Por el contrario, el uso de agua en los cultivos de olivar y viñedo se incrementó un 1,3 por ciento en 2008.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies