Vecinos acusan al Ayuntamiento de València de permitir "un descontrol absoluto" de las terrazas por interés económico

 

Vecinos acusan al Ayuntamiento de València de permitir "un descontrol absoluto" de las terrazas por interés económico

Amics del Carmen denuncia el incumplimiento de las medidas de la ZAS
AMICS DEL CARME
Publicado 08/06/2017 14:49:25CET

Exigen un registro on line de las terrazas y calculan que hay zonas con solo un 20% que respeta el espacio autorizado

VALÈNCIA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones de vecinos de València han acusado este jueves al Ayuntamiento de permitir "un descontrol absoluto" de los espacios públicos para obtener "beneficio económico", con zonas con un 80% de las terrazas que no respetan el espacio autorizado, concesiones en lugares que no deberían, permitir que los atestados "caduquen sin sanción" y los ruidos en las calles que generan "graves situaciones de enfermedad".

La presidenta de la Federación de AAVV, María José Broseta, junto con los presidentes de los barrios más afectados, han dado este jueves una rueda de prensa para denunciar que los problemas que genera un modelo de la ciudad "centrado en el turismo" se "extienden como una mancha de aceite" ante "la pasividad" del equipo de Gobierno de Joan Ribó.

Así, han estado presentes las asociaciones de los barrios ZAS --Carmen, Xúquer, zona Woody y Juan Llorens-- como los susceptibles de ser declarados ZAS --Cedro, Benimaclet y Russafa--, que han concretado que la saturación de terrazas, el botellón, los apartamentos turísticos, el tráfico y las despedidas de soltero son los principales focos de ruido son los principales problemas que padecen.

Los vecinos se reunieron con el alcalde Joan Ribó para trasladarles sus propuestas, pero seis meses después no han tenido respuesta, ha denunciado Broseta. Por ello, el pasado día 2 presentaron por un registro una solicitud de información sobre cuántas terrazas hay autorizadas, bajo qué parámetros y cuántas han sido sancionadas o denegadas para establecer un mapa del ruido de la ciudad. Si no obtienen respuestas advierten de que acudirán a los Tribunales.

Asimismo, exigen que se cree un registro on line con este mapa en el que, sin vulnerar el derecho de protección de datos, se facilite información sobre el número de mesas autorizadas, fecha de licencia y horario de cierre para poder fijar así "una estrategia" que dé "una solución global y no solo parches".

El objetivo es comprobar tanto las ilegalidades para poder denunciar como las autorizaciones "abusivas" que "se concedieron con total generosidad" como en la salida de garajes, de emergencias o que impiden el disfrute del patrimonio.

Al respecto, han responsabilizado al concejal de Espacio Público, Carlos Galiana, de este "desmadre" y al de Movilidad, Giuseppe Grezzi, de buscar solo la movilidad de bicicletas y de autobuses pero no para los peatones. Así, han constatado que las zonas peatonalizadas inmediatamente se cubren de mesas y sillas como "setas", de mobiliarios urbano y de bicicletas. "Hay menos coches pero no más habitabilidad", han lamentado.

FALTA DE SANCIÓN

Los representantes vecinales han insistido en reclamar que el Ayuntamiento asuma la gestión de denuncias graves y muy graves, sancionadas hasta con 300.000, que actualmente son competencia de la Generalitat, pero que al no tener capacidad para tramitar acaban prescribiendo. "Ahora se ríen de los vecinos incluso de la policía pero si tuvieran que pagar se pensarían volver a incumplir la ordenanza", ha explicado.

Desde la Asociación de Vecinos Amics del Carme han calificado a la delegación de Espacio Público de "caja negra" por la falta de respuesta a los diferentes requerimientos. Desde la asociación de Arrancapins-La Petxina (Juan Llorens) han denunciado que solo el 20% de los locales de ocio cumplen la normativa y tienen autorización, "lo que deja entrever la total impunidad con la que funcionan algunos empresarios".

Por su parte, desde Benimaclet han señalado que no quieren que el barrio sea Zona ZAS, pero "si no hay más remedio se solicitará".
Por último, han rechazado el modelo de ciudad exclusivamente turístico y han recordado que "el descanso es un derecho y el ocio es una opción". Mientras que las Asociaciones de Russafa-Gran Vía y Gent de Russafa se han mostrado pesimistas y han pedido al Ayuntamiento más campañas de concienciación. "El descanso es un derecho y el ocio es una opción", han recordado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies