Vuelve la normalidad a las carreteras afectadas por la nieve mientras sigue cortada la CV-797, en Alcoy

Una de las carreteras con acumulación de nieve
DIVAL
Actualizado 04/02/2018 20:14:10 CET

VALÈNCIA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La situación de las carreteras valencianas afectadas por las nevadas de este domingo se ha normalizado progresivamente durante la tarde, y a las 20 horas solo se encuentra cortada parte de la CV-797, en Alcoy (Alicante), del kilómetro cuatro al ocho, por hielo, según ha informado el Centro de Gestión de Tráfico a Europa Press.

Tanto el interior de Castellón como el noroeste de Valencia siguen a última hora del día en nivel naranja (riesgo importante) por nevadas que podrían haber dejado hasta 15 centímetros en 24 horas, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La mayoría de las complicaciones al tránsito se han concentrado en la provincia de Valencia, donde ha habido varias carreteras en nivel amarillo de circulación por acumulación por nieve, lo que ha impedido el paso de camiones.

Ha sido el caso de la CV-35, en Tuéjar, y la CV-355 en Aras de los Olmos, con nieve que ha obligado al uso de cadenas. En la localidad valenciana de Alpuente ha habido tres carreteras afectadas por la intensidad de la nevada: la CV-350, la CV-361 y la CV-363. El aviso ya ha finalizado en todas y los vehículos pesados ya pueden circular por ellas.

Previamente, a primera hora de la mañana han sufrido complicaciones en Valencia la A-3, entre Requena y Cuenca (Castilla-La Mancha), la N-330 entre los municipios de Utiel y Ademuz, la N-420 también en Ademuz, la antigua N-3 en Caudete de las Fuentes y la N-332 en Requena.

En Castellón, han estado en nivel amarillo por nevadas la N-332, en Morella, con necesidad de cadenas, y la N-234, en Barracas, mientras la A-23 --también en Barracas-- ha recibido el nivel verde de circulación por una menor acumulación de nieve en la calzada, lo que ha obligado a transitar con precaución. En el interior de la provincia había alrededor de 15 carreteras secundarias con gran cantidad de nieve que ha obligado a instalar cadenas en los vehículos.

150 EFECTIVOS Y 12 QUITANIEVES EN CASTELLÓN

La situación ya se ha normalizado, aunque ha obligado durante todo el domingo a los 150 efectivos, 12 máquinas quitanieves y cinco vehículos salero del dispositivo especial Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón a atender a una decena vehículos atrapados por la nieve en los tramos entre Vistabella y Atzaneta, Atzaneta y Xodos, Benassal y Vilafranca y Morella, sin afección para los ocupantes.

En los trabajos de limpieza también han participado cinco vehículos salero y el Consorcio ha preparado la Unidad de Rescate de Montaña por si hubiera sido necesaria, con una moto de nieve de rescate y un quad dotado de orugas, según ha informado el organismo provincial en un comunicado.

Este dispositivo especial continuará activo y trabajando durante las próximas horas, ante la previsión de la Agencia de Meteorología de nuevas nevadas.

Por su parte, ninguna carretera de la red principal de la provincia de Alicante registra complicaciones por la nieve durante las primeras horas del domingo. Únicamente ha estado cortada la secundaria CV-797 en Alcoy, del kilómetro 4 al 8, que todavía sigue cerrada en parte al tráfico.

¿CUÁNDO DEJARÁ DE NEVAR?

La Agencia de Meteorología prevé que las nevadas continúen a lo largo de este lunes, 5 de febrero, en Castellón, con el noroeste todavía en aviso naranja.

La semana arrancará con predominio de cielos nubosos, precipitaciones más probables en el tercio norte, termómetros sin cambios a excepción de bajadas en las mínimas y heladas en zonas altas del interior. Las lluvias comenzarán a remitir progresivamente durante el martes y el miércoles 6 y 7, cuando serán de carácter ocasional.

A partir del miércoles es probable que la disminución de la nubosidad en la mayoría de la Comunitat Valenciana venga acompañada de heladas, sobre todo en zonas de montaña y en puntos donde se mantenga el suelo nevado.