El Castell de l'Olla de Altea calienta motores con una invitación a sumergirse en la llegada de una ballena a los fuegos

Presentación del cartel del evento
DIEGO COEHLO
Actualizado 23/07/2017 17:35:11 CET

ALICANTE, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ilustrador y artista multidisciplinar Martín Flores (Llombai, 1964) ha diseñado un cartel iconográfico para el Castell de l'Olla de Altea (Alicante) que plasma una historia que homenajea a los miembros de la cofradía e invita a los asistentes a imaginarse cómo una ballena irrumpió en la Olla hace 31 años atraída por los fuegos artificiales.

El espectáculo se celebra cada año en la noche del sábado más cercano a la festividad de San Lorenzo del mes de agosto, este año cae el día 12. Está organizado por la cofradía del mismo nombre de la villa alicantina y reúne junto al Mediterráneo a más de 50.000 personas para contemplar el juego de luz, pólvora y sonido, detalla la organización en un comunicado.

Como ya anuncio el presidente de la Cofradía del Castell de l'Olla, José Pérez, presentación del cartel y del texto poético iba a ser un espectáculo, que ha fructificado en la historia de Flores. "Esa es la fuerza del Castell de l'Olla, que el que lo conoce se enamora de el y asiste asiduamente cada ano", ha sentenciado el artista.

La sorpresa llegó con la actuación en directo del grupo Dirty Games, cuyo vocalista es David Flores, hijo del artista, que a ritmo de hip hop cantó una pieza dedicada al esfuerzo de los cofrades por mantener esta tradición piro acuática pese a la dificultades económicas.

En la presentación, el profesor de la Universidad de Alicante y director de la Cátedra Enric Valor, Joan Borja (Altea 1968),
leyó el texto poético basado en una alegoría del amor que produce disfrutar del Castell de l'Olla con una estructura generalizada de monosílabos, que dio lugar a una armónica eufonía ante la expectacion del publico.

El presidente de la cofradía agradecía a los patrocinadores públicos y privados el esfuerzo de este ano y recordó que la fiesta del fuego de l'Olla de Altea "peligra sin la implicación económica de muchos que se ven beneficiados por las 50.000 personas que se dan cita esa noche", por lo que les conminó a apoyar el sostenimiento de la fiesta.

Con el mismo objetivo, el alcalde de Altea, Jaume Linares, reconoció el trabajo de la organización "365 días al año para que todos los alteanos y visitantes disfruten de este maravilloso castillo único en el Mediterráneo".

31 AÑOS ILUMINANDO LA NOCHE DE VERANO

Con 31 años de historia, este evento piroacuático ha adquirido fama entre los residentes y visitantes de la Comunitat Valenciana, contribuyendo a relanzar a la villa de Altea como un "centro cultural mediterráneo" en torno a Villa Gadea.

El Castell de l'Olla ha incorporado durante las últimas ediciones a su oferta nuevos elementos como un reclamo turístico que congrega a numerosas embarcaciones en la bahía de Altea para admirar este acontecimiento que forma parte del calendario pirotécnico nacional.

La importancia de este ya tradicional evento se vio reconocida con la distinción del premio al Merito Turístico, en la categoría de oro de la edición de 1999, que le otorgo el Patronato Provincial de Turismo de la Costa Blanca, y en 2007, declarado Fiesta de Interés Turístico de la Comunitat por la Generalitat Valenciana.

Patrocinan el evento el Ayuntamiento de Altea, la Diputación de Alicante, el Patronato de Turismo Costa Blanca, la Agencia Valenciana de Turisme de la Generalitat, Caixa Altea, Rover Alcisa, Grup IMED y el centro de Buceo Greenwichdiving.com de Altea.

Turisme Valencia ofrecido por
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies