10 momentos que cambiaron la historia de los Oscar

10 Momentos Que Cambiaron La Historia De Los Oscar
GETTY/ FLORIN PRODUCTIONS/PARAMOUNT FAMOUS LASKY C
Actualizado 26/02/2017 11:19:55 CET

MADRID, 26 Feb. (EDIZIONES) -

Ni los Oscar han sido siempre los Oscar ni eran tan multitudinarios. Ni han tenido (nunca) tanta diversidad racial como este año ni la mujer ha tenido un papel predominante (dos meses duró Bette Davis como Presidenta de la Academia). Básicamente, los Oscar están en continuo cambio, más allá de los presentadores de las galas.

Este domingo 26 es la 89º edición de los premios de la Academia, donde La La Land - La ciudad de las estrellas se prevé como la gran triunfadora. Pero ¿hay alguna Mejor Película que estuviera clasificada X? ¿O en qué año se empezó a retransmitir la gala?

Esta lista repasa 10 momentos que hicieron que la Academia cambiara, diera un giro o virara en su concepción hacia tiempos más modernos o, directamente, más lógicos y necesarios.

1.- LA PRIMERA GALA (1929)

Todo ha de tener un comienzo. En 1929, obviamente, los premios de la Academia distaban mucho de ser el conglomerado de glamour hollywoodiense que es hoy en día. La primera ceremonia, con 12 categorías, se llevó a cabo en el salón de baile del Hotel Hollywood Roosevelt, según el diario The Telegraph, que también informa que hubo 270 invitads. Comparando: hoy en día se celebran en Dolby Theatre de Los Ángeles, son 24 categorías y tiene capacidad para 3.400 personas.

Y dato: en 1929, cuando vencieron la superproducción Wings y los intérpretes Emil Jannings y Janet Gaynor, la estatuilla ni siquiera se conocía como el Oscar, un término que no se acuñó hasta la década de los 30 y del que nadie sabe exactamente por qué o de dónde vino el apodo, aunque abunden las teorías.

2.- HATTIE MCDANIEL, MEJOR ACTRIZ DE REPARTO (1940)

Más de una década tardó la Acadeima en reconocer a un intérprete negro con, al menos, la nominación. Esa nominación fue para Hattie McDaniel, quien interpretando a Mammy en Lo que el viento, no se conformó con esa candidatura y venció, llevándose la estatuilla, dejando por el camino incluso a su compañera de reparto Olivia de Havilland. Fay Bainter, presentadora del premio, dijo que aquella era "un tributo a un país donde la gente es libre de honrar los logros dignos de mención independientemente del credo, la raza o el color".

3.- LOS OSCAR SON DE TODOS (1953)

El año en que venció El espectáculo más grande del mundo, los Oscar hicieron honor a su título y comenzaron a ser retransmitidos en Estados Unidos, Canadá, México y el Reino Unido. Aproximadamente 34 millones de personas sintonizaron para ver a Bob Hope ser el anfitrión de los 25º premios anuales de la Academia, según Time. A partir de ahí, los Oscar nunca fueron lo mismo.

El apetito por ver a las estrellas de cine siempre ha sido enorme a juzgar por el share de las galas, que casi no ha variado desde el primer año. La ceremonia del año pasado, eso sí, sólo atrajo a unos 36,6 millones de espectadores, muy lejos del récord, 57,3 millones de espectadores, en 1998, el año en que Titanic se vistió de oro.

4.- COWBOY DE MEDIANOCHE GANA MEJOR PELÍCULA (1970)

Actualmente puede parecer algo inocuo, pero en su momento el revuelo fue mayúsculo: la mejor película del año era una cinta calificada X en EE.UU. Las únicas dos cintas que han conseguido estar nominadas en la categoría reina con esa calificación para el pudoroso académico medio fueron La naranja mecánica y El último tango en París.

No sólo eso, esta victoria supuso un cambio total en el modo de entender los premios. Los años 60 habían ganado un tipo de película alegre como El Apartamento, West Side Story, Tom Jones, My Fair Lady o Sonrisas y lágrimas. Por el contrario, los años setenta fueron mucho más oscuros, con ocho de las 10 ganadoras tratando temas turbios como la guerra o el crimen organizado: Patton, The French Connection, El Padrino, El Golpe, El Padrino Parte II, Alguien voló sobre el nido del cuco o El cazador. Los Oscar no han cambiado desde entonces y si vence una comedia o musical, como Chicago o quizá La La Land, se toma como la excepción a la regla.

5.- EL AUGE DE LO INDIE (1986)

Hoy en día, siempre hay una nominada que cubre la cuota independiente. O incluso varias. Nebraska, Boyhood, Whiplash... o vencedoras, como 12 años de esclavitu o Birdman. Pero todo empezó con El beso de la mujer araña, que, además, se llevó el de mejor actor para William Hurt. Antes de mediados de los años 80, casi cualquier nominada provenía de Hollywood y sus grandes estudios: MGM, Paramount, Warner Bros., etc...

Aquel año, la ganadora a la Mejor Actriz fue Geraldine Page. Y por otra película independiente, Regreso a Bountiful. Al año siguiente, Platoon, de Oliver Stone, se convertiría en la primera película independiente en ganar la estatuilla a la Mejor Película.

6.- LLEGA HARVEY WEINSTEIN (1990)

Y hablando de productoras independientes, se ha de hablar de Miramax. Los hermanos Bob y Harvey Weinstein fundaron su compañía en 1979, pero fue entrada la última década del milenio cuando se afianzaron como el enemigo a batir en base a sus campañas beligerantes y gigantescas. Su primer logro hizo que los académicos desdeñaran la interpretación de Tom Cruise en Nacido el 4 de julio (era el favorito) por el tetrapléjico de Daniel Day-Lewis (poco menos que un desconocido) en Mi pie izquierdo en el año 1989. Y después de eso, todo. El nombre de Weinstein se ha vuelto prácticamente sinónimo de los Oscar.

Harvey y su hermano dejaron a Miramax para co-fundar The Weinstein Company en 2005. Entre Miramax y TWC, Harvey Weinstein ha acompañado personalmente a decenas de películas y a sus actores a la gloria del Oscar, incluyendo Pulp Fiction, El paciente inglés(su primera ganadora de Mejor Película), Shakespeare In Love (que ganó en el años de otras favoritas como Salvar al soldado Ryan, La vida es bella o El show de Truman), El indomable Will Hunting, Gangs of New York, malditos bastardos, El discurso del rey o The artist. Para tener una idea de lo que significa Weinstein, 2016 fue el primer año desde 2008 en el que ningunade sus películas llegó al final de la carrera por la estatuilla.

7.- JOHN SINGLETON, NOMINADO A MEJOR DIRECTOR (1992)

Que este año esté nominado Barry Jenkins por Moonlight sigue siendo una excepción. Una excepción que comenzó en 1992 con la nominación de John Singleton a Mejor Director por Los chicos del barrio. No ganó (lo hizo Jonathan Demme arrasando con El silencio de los corderos), pero sentó las bases para que la población negra se sintiera representada en la Academia.

Increíblemente, con extranjeros, la Academia no tiene problemas en nominarlos (Fellini, Bergman) o incluso premiarlos (Iñárritu o Ang Lee, dos veces cada uno). Desde Singleton, sólo otros dos negros se han unido a él en la categoría de Mejor Director: Lee Daniels por Precious y Steve McQueen por 12 años de esclavitud. Este último, de hecho, se convirtió en el primer director negro en ganar a Mejor película... aunque perdió el premio de su categoría frente a Alfonso Cuarón por Gravity.

8.- HALLE BERRY, ACTRIZ DE ORO (2002)

El año en que Denzel Washington se llevó su segundo Oscar a Mejor Actor por Día de entrenamiento, otro acontecimiento incluso más histórico tenía lugar: Halle Berry se convertía, gracias a Monster's ball, en la primera actriz negra en hacerse con la estatuilla dorada. Hasta el día de hoy, ha sido el único momento en la gala de la Academia en que en las dos categorías principales de interpretación vencieron intérpretes afroamericanos.

En los 14 años transcurridos desde la victoria de Berry, sólo cuatro mujeres de color han sido nominadas a Mejor Actriz Principal: Gabourey Sidibe (Precious), Viola Davis (The Help), Quvenzhané Wallis (Bestias del sur salvaje) y Ruth Negga (Loving). Hasta la gala del próximo domingo 26, Berry sigue siendo la única ganadora negra en su categoría, mientras que cuatro hombres negros han ganado el premio al mejor actor, cuatro han ganado el premio al mejor actor secundario y seis mujeres negras han ganado la mejor actriz de reparto y, si se cumplen los pronósticos, Viola Davis y Mahershala Ali se sumarán a esa lista.

9.- PRIMERA MEJOR DIRECTORA (2010)

Sólo cuatro mujeres han sido nominadas en la historia de los Oscar a Mejor directora. La cifra asusta. Ellas fueron Lina Wertmüller (Siete bellezas, 1976), Jane Campion (El piano, 1993), Sofía Coppola (Lost In Translation, 2003) y Kathryn Bigelow (En tierra hostil, 2009). Fue esta última la que por fin hizo justicia en una gala d ela Academia y subió a recoger la estauilla.

Quizá sea precipitado decir que este momento supuso un cambio en la historia de los premios, sobre todo teniendo en cuenta que ninguna otra mujer ha sido nominada en dicha categoría desde entonces (aunque algunas se quedaran a las puertas, como Ava DuVernay. Con los Oscar, el cambio es lento, pero si ha surtido efecto el #OscarsSoWhite, que haga lo propio el #OscarsSoMale.

10.- PREFERENCIA POR MEJOR PELÍCULA (2010)

Aquel mismo año, además, ocurrió otro hecho significativo que ponía de manifiesto que Hollywood es una industria y que su motivación es verde billete. Con la excusa de que hubo muchas grandes películas (como si el resto de años no hubiera sido así y con mayores razones) se dispuso que las nominadas a Mejor Película pudieran ser 10 largometrajes (puro marketing para 5 de ellas) y que la votación no sería por simple votación sino un complejo sistema preferencial.

Por supuesto, la categoría reina sólo se mantuvo en 10 nominadas dos años antes de ser cambiada una vez más a la posibilidad de que fueran entre 5 y 10 los títulos con opciones a premio, dependiendo del porcentaje de primeros votos que recibieran.

La clave para la votación es que es igual de importante recibir un gran número de votaciones en segundo o tercer puesto que pocos como #1 y muchos como 6º o 7º. La clave es que la película que gane sea del gusto de todos, pues antes podía ocurrir que la vencedora fuera odiada por muchos, pero por simple mano alzada se llevara la estatuilla

Sensacine
Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies