El actor Alex O'Dogherty duda de que su papel en 'Alatriste' pueda impulsar su carrera

Actualizado 01/08/2006 0:30:25 CET

PALOS DE LA FRONTERA (HUELVA), 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El actor Alex O'Dogherty reconoció hoy que el papel que interpreta en 'Alatriste', adaptación cinematográfica de la novela de Arturo Pérez Reverte que se estrenará el 1 de septiembre en las taquillas españolas, "es muy pequeño", por lo que dudó incluso de que se le pueda reconocer y confesó no haber puesto sus esperanzas en que vaya a suponer un cambio en su carrera.

En una entrevista concedida a Europa Press, O'Dogherty confesó que, aunque su personaje, López de Balboa, aparece muy poco en pantalla puesto que le matan enseguida, ha sido "maravilloso" participar en la película y trabajar junto a Viggo Mortensen, a quien definió como un "compañero y amigo detallista, humilde y encantador" para quien sólo encuentra "palabras de alabanza".

El actor, que presenta esta noche en la sede de la Universidad

Internacional de Andalucía (UNIA) de La Rábida (Huelva) la que es la función 235 de su espectáculo '¿Y tú de qué te ríes?', explicó que fue esta obra, escrita, dirigida y protagonizada por él mismo y que representa por toda España desde hace cinco años, la que le abrió la puerta a la pequeña pantalla y gracias a la que comenzó sus apariciones en series televisivas.

"Con este espectáculo --reveló-- quise investigar de qué se ríe la gente y descubrí que hay quien se ríe de su propio chiste, de cosas crueles como caídas, de asuntos escatológicos, de admiración, de miedo o tan sólo de escuchar hablar a un andaluz".

A este respecto, O'Dogherty, natural de San Fernando (Cádiz), indicó que el hecho de ser andaluz no tiene por qué ser un componente que ayude o dificulte el éxito de un artista, aunque especificó que antes sí podía cerrar algunas puertas y por eso muchos actores iban con miedo escondiendo su acento. "Actualmente, ser actor andaluz es casi una marca de identidad", apostilló.

Artista multidisciplinar que practica la interpretación, la comedia y la música, reveló que no se decanta por ninguna de estas especialidades, ya que si las ha practicado es porque se identifica con todas ellas, aunque manifestó que en los nueves años que lleva dedicado a este mundo ha tenido que hacerlo todo de forma "atropellada", teniendo que saltar de una cosa a la otra a un ritmo "muy acelerado", por lo que reconoció que le gustaría ser dueño de su tiempo para decidir qué hacer.

Así, mientras que este año lo ha dedicado especialmente a trabajar en la gran pantalla, en títulos como 'Alatriste' o 'Moscow Zero', además de dirigir el corto 'Tocata y fuga', el próximo tiene intención de centrarse en la música, para lo que ha montado un pequeño estudio en su casa y tiene en mente varios proyectos, como poner música a una obra de 'Digo, digo teatro' o preparar un espectáculo con canciones de humor al estilo de las que presentó en el programa 'Noche sin tregua' de Paramount Comedy.

Sobre el humor que destila la serie 'Camera Café' de Telecinco, en la que participa interpretando a Arturo Cañas, destacó que es un humor "inteligente, fino y delicado", resultado de un "buen director, un buen guión y unos buenos actores".

Por último, el actor juzgó las críticas que en ocasiones le comparan con Leo Bassi como "poco acertadas", aunque reconoció que en algunos aspectos su espectáculo puede recordar al artista italiano, aseguró que también tiene influencia de Jango Edwards o Carlo Colombaioni o de él mismo.

Sensacine
Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol