"La Camorra no me ha amenazado", afirma Matteo Garrone, director de 'Gomorra', película que desmenuza la mafia italiana

EP
Actualizado 07/11/2008 16:36:53 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

"La Camorra no me ha amenazado", aseguró hoy Matteo Garrone, director de 'Gomorra', película que muestra el submundo de la mafia italiana a través de una historia de ficción basada en el libro homónimo del periodista Roberto Saviano, también responsable del guión. El film se estrena en España el próximo 14 de noviembre y abrirá el Festival de Cine Europeo de Sevilla.

"Saviano sufre amenazas de la Camorra desde septiembre de 2006", detalló Garrone. "Vive de una manera dramática por haber elegido este camino valiente. Pero su libro es un reportaje de denuncia. Mi película va por otro lado", justificó el director romano. 'Gomorra' llevó el Gran Prix en el último festival de Cannes y ha sido seleccionada para representar a Italia como candidata al Oscar a la Mejor Película en Lengua No Inglesa.

El largometraje cuenta cinco historias, basadas en personas reales, que traducen el poder, el odio y la sangre, "valores" a los que tienen que enfrentarse cada día los habitantes de las provincias de Nápoles y Caserta, áreas dominadas por el Sistema, como también es conocida la Camorra.

La criminalidad entre adolescentes, la vida de las familias de detenidos, el tráfico de residuos tóxicos y la industria de falsificaciones de grandes marcas son algunos de los temas relacionados a la mafia y traducidos a través de los personajes del largometraje. Tony Servillo ('Las consecuencias del amor'), Gianfelice Imparato ('Historia de un pobre hombre') y Salvatore Cantalupo, además de la actriz y cantante Maria Nazionale, son algunos de los actores del reparto.

RODAJE SIN PROBLEMAS

'Gomorra' fue rodado en el barrio de Scampia, periferia al norte de Nápoles, conocida como el mayor punto de venta de droga a cielo abierto del mundo. Garrone aseguró no haber tenido problemas durante las tomas ni haber "pagado" a ningún 'cappo' para realizarlas. "Sólo pagamos a los extras y a la gente que prestó sus casas, como en cualquier otra producción", detalló.

El director cree que la "fascinación" ejercida por el cine facilitó el trabajo. "La gente del barrio se veía reflejada en las escenas y se ofrecía para participar en los rodajes", añadió el productor Domenico Procacci. "Además, no es una película contra la Camorra, sino sobre la Camorra", justificó.

"Para entender cómo entramos allí sin dificultades es necesario decir que es un territorio donde no hay ni malos ni buenos, ni todo es 'blanco' o negro', sino más bien un territorio con diversos matices de gris donde el Estado no llega", subrayó Garrone.

El cineasta reclutó algunos de los actores en compañías locales de la región y grupos de teatro de cárceles. "Queríamos personas que conocieran o que hubieran vivido aquella guerra", justificó el director, añadiendo que "su primer público" fue la población de Scampia. "Su opinión era muy importante durante los rodajes", confesó.

FICCIÓN Y VIOLENCIA

Una de las casas utilizadas perteneció a un mafioso que dio una cinta de 'Scarface' (film citado en 'Gomorra' por uno de los personajes) a su arquitecto con la intención de hacer un hogar igual al retratado por Brian De Palma. "Muchas veces la realidad imita la ficción y no lo contrario", señaló el realizador que, sin embargo, no cree que todas las películas violentas puedan generar violencia en la vida real.

"Estoy tranquilo con relación a eso. Las acciones de los personajes de mi film no llevan a resultados edificantes, así que no hay como inspirar a alguien a hacerlo", explicó. Sobre la repercusión en Italia, Garrone reveló haber recibido "pocas" críticas. "Berlusconi no dijo nada sobre el film, pero algunos de sus ministros, sí. Algunas personas no querían que esta imagen de Italia llegase al mundo, pero ésta es una visión antigua", detalló Procacci.

Sobre las denuncias de implicación del primer ministro Silvio Berlusconi con la Camorra, Garrone dijo que "es común que se relacione el nombre de Berlusconi a la mafia, pero la gente no suele fijarse en lo que hace la izquierda, que gobierna Nápoles hace más de quince años".

Garrone cree que vencer la mafia es posible, "pero es necesario una voluntad de los políticos". "El ejército italiano declaró guerra a la Camorra, pero la solución debe venir desde dentro, con la creación de empleos, de escuelas y con la devolución de la fe a la población, que no cree en el Gobierno", opinó.

"Aunque sea un problema local de Nápoles, mi deseo era mostrar una historia universal", concluyó el realizador, que ya había filmado un largometraje sobre la Camorra titulado 'L'Imbalsamatore' (2002).

Sensacine
Estrenos de cartelera
Dos Colegas Al Rescate
Dos Colegas Al Rescate
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies