ARCO abre las puertas a una Argentina "sin nostalgia por el pasado", en una edición con menos galerías

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

ARCO abre las puertas a una Argentina "sin nostalgia por el pasado", en una edición con menos galerías

Presentación de la feria ARCO en Argentina
EUROPA PRESS
Publicado 12/10/2016 18:52:10CET

BUENOS AIRES, 12 Oct. (del enviado especial de Europa Press, Eduardo Blanco) -

La Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCOmadrid) abrirá las puertas al "desembarco" de artistas argentinos --país invitado-- durante la celebración del 22 al 26 de febrero en Ifema de una nueva edición que contará con cerca de una veintena menos de galerías respecto al año pasado, hasta las 199.

El director de la feria, Carlos Urroz, ha explicado a un grupo de periodistas que el motivo se encuentra en el objetivo de "mantener la calidad" de ARCO y que "no siempre se puede apostar por el crecimiento". En este sentido, ha recordado que en la anterior edición aumentó el número de galerías hasta superar las 220, pero se trataba de una celebración especial por el 35 aniversario.

En total, de esas 199 galerías 160 integrarán el programa general, sumándose a ellas las secciones comisariadas 'Argentina en ARCO', con doce galerías; 'Diálogos', con diez galerías; y 'Opening', con 17. Precisamente, una de las novedades de esta edición será el continuar apostando por esa sección de 'Diálogos' --que dio comienzo en la edición pasada--, además de suprimir el espacio 'Solo Projects'.

Argentina llegará a ARCO con doce galerías seleccionadas por Inés Katzenstein, además de una serie de exposiciones comisariadas por Sonia Becce. El ministro de Cultura argentino, Pablo Avelluto, ha incidido en la importancia de esta "invitación extraordinaria" para "mostrar al mundo lo que se está haciendo sin nostalgia de mirar hacia el pasado".

"Nos lo tomamos como una plataforma para ser observados y degustados. La programación logra plasmar la idea del arte argentino contemporáneo y aquí está lo que somos y lo que venimos siendo. La Argentina que viene es mejor y será mejor que la Argentina del pasado y no queremos volver a ningún lugar, sino ser mejores", ha insistido Avelluto para quien a veces el pasado se pinta como "dorado, aunque no lo fuera tanto"..

Precisamente, en esta misma línea se pronunciaba la primera dama argentina, Juliana Awada, durante la inauguración de una exposición en el Museo Nacional de Bellas Artes, cuando aseguraba que la participación en la feria española se tratará de "una oportunidad de mostrar talento y creatividad al mundo". "Es un orgullo para los que amamos el arte y una oportunidad de mostrar talento, creatividad y capacidad de hacer cosas increíbles", añadía.

EL ARTE Y LA POLÍTICA

La comisaria Katzenstein ha desvelado que su selección de artistas para ARCO--23 en total-- gira en torno a tres factores: la permanencia de la pintura "como territorio de experimentación", la relación entre arte y escritura y la experimentación en el terreno de los géneros, con artistas que trabajan con el propio cuerpo y ajeno.

Katzenstein ha defendido la singularidad del arte argentino como una serie de propuestas "muy variadas que tratan de escapar al cliché". Preguntada sobre si hay un alejamiento de los temas políticos, ha asegurado que no, aunque reconociendo que sí hay una generación de artistas argentinos que "se niegan a participar del lenguaje neoconceptual" del arte latinoamericano con contenido político.

ALEJARSE "DEL CONFINAMIENTO"

Así, nombres como Alberto Greco --ya presente en anteriores ediciones de ARCO-- Eduardo Stupía o Mirtha Demisache, más reconocidos internacionalmente, se juntarán con los de Diego Bianchi, Pablo Accinelli o Sol Pipkin, entre otros. Además, en el programa paralelo se incluirán varias sedes como Matadero Madrid, La Casa Encendida, el Museo Thyssen Bornemisza o el Reina Sofía, que acogerán exposiciones o ciclos de vídeo y música contemporánea.

Jorge Mara, uno de los más destacados galeristas argentinos que llevará una propuesta de diálogo entre Eduardo Stupía y Kasuya Sakai, ha defendido el "escaparate" que supone para el arte local participar en estas ferias internacionales. "Para nosotros esto es fundamental, ahora estamos lejos y estas salidas son un fenómeno reciente que nos aleja del confinamiento", ha reconocido en declaraciones antes de la presentación.

Mara ya estuvo presente en Madrid con una galería en los años 90 --se marchó del país en 2006-- y reconoce "similitudes" entre la situación del arte argentino ahora y la que atravesaba el país español hace unas décadas. "Aquí todavía hay mucho por hacer, que es lo que sentía cuando estaba viviendo en Madrid", ha señalado, tras bromear sobre su presencia en países a los que llega "cuando hay crisis" y se marcha "con prosperidad".

AMPLIA REPRESENTACIÓN INTERNACIONAL

En cualquier caso, Argentina no estará sola como país latinoamericano, ya que esta región acapara un tercio de la participación internacional en ARCO. Un total de 43 galerías de diez países de la región latinoamericana estarán presentes en una edición con cerca de un 70% de participación de galerías internacionales.

En esta 36ª edición habrá galerías que repitan tras su paso en 2016 como las de Alexander and Bonin, Chantal Crousel o Fortes Vilaça, pero también habrá otras que consolidan su presencia año tras años, como Carlies Gebauer o Esther Shipper. De los nombres referentes, artistas como Anna Oppermann, Henri Chopin o Mihai Olos.

Otros espacios habituales serán los de 'encuentros profesionales' o la 'sesión de trabajo de museos'. En esta edición también habrá otra novedad, y será la presencia de Eduardo López Puertas al frente de la dirección general de Ifema, tras sustituir el pasado mes de julio a Fermín Lucas. El dirigente ha destacado el "proyecto ambicioso" de esta edición y ha incidido en la "gran proyección" que tiene ARCO en el mundo latinoamericano.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies