Calatrava diseña el Funicular de Governors Island (Nueva York)con cabinas con forma de manzana y totalmente trasparentes

Actualizado 16/02/2006 0:32:41 CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El arquitecto Santiago Calatrava ha presentado hoy el proyecto del diseñado del Funicular de Governors Island que se ubicará en el puerto de Nueva York. El funicular, que será mucho más ligero que uno convencional prevé cabinas -como las utilizadas en las pistas de esquí- cuyo punto de anclaje se encuentra en el techo de las mismas y que se elevarán hasta una altura de 60 metros para no interferir con los canales de navegación.

El funicular diseñado por Calatrava será mucho más ligero que uno convencional , como es el que lleva a Roosevelt Island, y se podrá construir con tan sólo tres soportes, ninguno de ellos en el agua. Los canales de navegación quedarán libres de obstáculos eliminando así el riesgo de que ferries u otros barcos colisionen con los soportes.

ESPECTACULAR VISTA DE 360º

Las cabinas serán redondas -con forma similar a la de una manzana- con asientos abatibles para ocho pasajeros y espacio para una silla de ruedas. Fabricadas con un material transparente para ofrecer a los pasajeros una espectacular vista de 360 grados de la ciudad y del puerto, dispondrán de aire acondicionado en verano y calefacción en invierno. Cada estación estará construida en tres niveles sobre una planta de forma ovalada.

En la base habrá una plataforma para llegadas y salidas, en el nivel intermedio se podrán ubicar diversas instalaciones como un restaurante con vistas al puerto y en el superior habrá una terraza. El Grupo STV, que colabora con Santiago Calatrava en el diseño de la nueva terminal de transportes del World Trade Center, fue el encargado de elaborar el estudio correspondiente.

La ciudad de Nueva York pidió a Santiago Calatrava que se uniera al proyecto y éste acepto de inmediato.

CASI 500 BOCETOS

Calatrava ha realizado 480 bocetos y ha supervisado la producción de más de media docena de planos, varios fotomontajes y una gran maqueta. La clave del elemento del diseño de Calatrava es la decisión de crear un sistema continuo entre Brooklyn y Manhattan, con un solo punto de transbordo en el cabo norte de Governors Island, de forma que los viajeros pueden detenerse en el punto de transbordo o bien continuar al otro distrito.

Así se contribuye a dinamizar y desarrollar Governors Island proporcionando asimismo una nueva conexión entre Brooklyn y Manhattan. Este sistema tendrá tres estaciones: una en Manhattan, en Battery Park; una en Brooklyn, donde termina Atlantic Avenue; y una en Governors Island.

Cada segmento tendrá casi un kilómetro de longitud. En 2003, el gobierno federal transfirió la propiedad de la mayor parte de la isla al Estado de Nueva York y a la ciudad de Nueva York.

Con el patrocinio de la Empire State Development Corporation, el Estado y la Ciudad fundaron la Governors Island Preservation and Education Corporation (GIPEC), gestionada por una Junta Directiva de 12 miembros, la mitad de ellos nombrados por el Gobernador y la otra mitad por Daniel L. Doctoroff, que actualmente ejerce de Presidente de GIPEC.

Desde la primavera de 2004, la GIPEC ha estado estudiando ideas y propuestas para el desarrollo de Governors Island, todas en torno al transporte: como facilitar el flujo de personas desde y hacia la isla. Tras descartar el transporte por ferry, por costoso, y la construcción de un puente, por inviable, la GIPEC decidió que un funicular parecido al que conecta Manhattan con Roosevelt Island, podría resolver el problema.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies