El Círculo de Bellas Artes recupera a 'Capa en color', su sueño 'imposible' para la fotografía de guerra

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Círculo de Bellas Artes recupera a 'Capa en color', su sueño 'imposible' para la fotografía de guerra

El Círculo de Bellas Artes presenta la exposición Capa en color
EUROPA PRESS
Publicado 20/10/2016 16:10:54CET

   MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Círculo de Bellas Artes expone desde este jueves 20 de octubre parte de la obra del fotógrafo Robert Capa en color, una técnica menos relacionada a este periodista y que intentó llevar a las portadas de los medios del momento para mostrar los conflictos bélicos, aunque con escaso éxito.

    "En su época, la fotografía en color no estaba vista dentro del dominio del periodismo, no se asociaba a la verdad, sino a la moda o a anuncios. Está claro que esto ha cambiado, lo que genera un interés en los trabajos de fotógrafos anteriores que pasaron más desapercibidos, como los de Capa", ha explicado la organizadora de la muestra, Cynthia Young, conservadora en el International Center of Photography (ICP).

   La muestra incluye más de 150 imágenes tomadas por capa en más de una década --desde el año 1938 hasta 1954, cuando murió--, desde sus cuatro primeras fotografías en color tomadas en China hasta alguna de las últimas realizadas en Indochina, a donde fue para retratar un nuevo conflicto bélico.

   El fotoperiodista húngaro, autor de la emblemática instantánea de la Guerra Civil española 'Muerte de un miliciano', tomó sus primeras imágenes en color en China cuando un compañero, el fotógrafo suizo Walter Bosshard, le prestó un carrete para probar.

   El éxito del experimento fue tal, que Capa corrió a pedir más rollos a su hermano Conrad --también miembro de la agencia Magnum--, aunque nunca se sabe si llegaron, tal y como ha señalado Young. No obstante, desde esta fecha comenzó un idilio entre Capa y la fotografía en color que no tuvo salida en las revistas, principalmente por decisión de los editores.

   Además de la citada relación entre veracidad y color, existía otro problema asociado a las películas de color --llamadas kodachrome y que solo revelaba Kodak--, que era el de la inmediatez. Desde que se mandaba a revelar hasta que salían las fotos, había un espacio intermedio de dos o tres semanas, por lo que no servía a nivel informativo.

   En cualquier caso, Capa retomó con decisión la técnica en el año 1941 y ya en la II Guerra Mundial viajaba siempre con dos cámaras, una en color y otra en blanco y negro. A pesar de que sus fotos más famosas de esta guerra --las del desembarco de Normandía-- fueron en blanco y negro, utilizó esta técnica con frecuencia e incluso el 'Saturday Evening Post' sacó un reportaje suyo con las tropas aliadas atravesando el Atlántico.

EL GLAMOUR Y LA 'DOLCE VITA'

   Tras la finalización de las guerras en Europa, Capa decidió "reinventarse", y usó las imágenes en color para hablar de una sociedad asociada al glamour y a la 'dolce vita'. Sus reportajes incluían imágenes de gente esquiando en Suiza o los Alpes, artistas como Picasso o el escritor John Steinbeck o de estrellas de Hollywood.

   "Hasta que en 1953 escribió a un amigo en una carta: 'estoy harto de este mundo'. Capa quería volver al 'trabajo serio' y no sabía muy bien cómo, hasta que en un viaje a Japón empieza a ver cosas con matiz político y vuelve a ilusionarse", ha recordado Young. Capa moriría en 1954 al pisar una mina en Vietnam.

   La muestra del CBS reúne parte de esas fotografías a color, a pesar de que no suponen la totalidad de la obra conservada en este formato --el CPI cuenta con más de 4.500 archivos--. Además de las imágenes, la exposición cuenta también con las revistas en las que fueron publicadas y cartas del autor.

FOTÓGRAFOS EN COLOR COMO PINTORES

   Young ha aseverado que los visitantes que se acerquen podrán observar las diferencias con la obra en blanco y negro de Capa. "El color era una tecnología muy lenta, obligaba a tener la cámara fija y mucha luz. Por lo tanto, no valía para la acción, pero sí para momentos muy pausados y quietos, que en el caso de Capa llevaban a una atención a la composición en algunos casos propia de pintores", ha detallado.

   Preguntada sobre los motivos que llevaron a Capa a ser reconocido como uno de los más grandes fotógrafos, ha afirmado que se trataba de alguien "muy ambicioso que buceó en la Historia para entender lo que querían las revistas". Asimismo, ha destacado su carácter pionero, como el que mostró en la Guerra Civil española al "ser de los primeros en implicarse", a diferencia de otros colegas que "hacían el reportaje y se iban".

   Por último, respecto a la polémica sobre la veracidad de 'Muerte de un miliciano' --algunos expertos apuntan a que se trataría de un posado--, Young ha recordado que el autor "cambió la historia" con esta imagen. El director del CBA, Juan Barja, ha añadido que esa discusión carece de sentido porque es "una foto que contiene un momento de verdad, la verdad de una guerra".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies