Dadaístas y surrealistas encabezados por Dalí viajan entre "el sueño y la realidad" en Palacio de Gaviria

Salvador Dalí como La Mona Lisa
MUSEO DE JERUSALÉN
Actualizado 09/04/2018 17:37:07 CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La exposición 'Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX' abrirá sus puertas este martes 10 de abril en el madrileño Palacio de Gaviria con cerca de 180 obras de autores enmarcados en los movimientos dadaístas y surrealistas procedentes del Museo de Israel con la idea de "dos estados a resolver, el sueño y la realidad".

Pese a los nombres que encabezan esta muestra, la exposición --que estará hasta el 15 de julio en Madrid-- cuenta con obras de otros artistas como Max Ernst, Man Ray, Calder, Yves Tanguy o Francis Picabia, entre otros. Algunas de las piezas a destacar incluyen el conocido retrato de Dalí como la Mona Lisa o 'El castillo de los Pirineos', de René Magritte.

También destaca la particular 'reconstrucción' del arquitecto Óscar Tusquets --amigo del genio de Figueras-- de la sala con la obra 'Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista'. "Estaba la dificultad de un espacio laberíntico, pero la ejecución funciona bien", ha señalado el arquitecto catalán, quien además también diseña .

Precisamente, la comisaria de la muestra, Adina Kamien-Kadzan, ha elogiado la elección del Palacio de Gaviria para albergar esta exposición porque "es una experiencia surrealista". "Trabajas en salones de baile, techos con marcos dorados, espejos...es justo lo que quiere transmitir la muestra", ha defendido.

JUNTOS POR TEMÁTICAS

Kamien-Kadzan ha defendido la elección de juntar a dadaístas y surrealistas en una misma exposición, dado a la relación que tuvieron en sus comienzos --primero fue el dadaísmo en la I Guerra Mundial, surgido en Zurich, y se expandió por diversos lugares hasta llegar a París y dar con el surrealismo--. "Pero la elección principal es por compartir temáticas conjuntas", ha defendido.

Es por ello que las obras de los artistas se difuminan por todos los espacios del palacio agrupadas en cinco temas, en lugar de por autores o cronología. Por ejemplo, con 'Yuxtaposiciones maravillosas' se "difuminan las fronteras entre arte y vida" y el visitante puede observar obras de Hannah Höch o Kurt Schwitters donde "lo importante es la idea" --desde basuras hasta chucherías o billetes de tren--.

El 'Deseo' está colocado con ironía en la sacristía del Palacio, mientras que las obras de los 'Espacios oníricos' --"quizás lo más conocido de estos movimientos"-- sirven para "traducir los sueños". Completan la muestra los 'Automatismos' --con Joan Miró o Max Ernst--, "métodos para escapar del control consciente" y el 'Biomorfismo y Metamorfosis'.

UN MUSEO CON UN 'DA VINCI' "DUDOSO"

El Museo de Israel en Jerusalén alberga una de las colecciones más importantes de obras dadaístas y surrealistas, gracias en parte a la donación del galerista Arturo Schwarz. "Al principio pensaba que era un millonario, pero luego supe que se trataba de un intelectual. Estoy impresionado por la exposición, tiene una coherencia tremenda. Es un contraste con aquellos que se piensan que un museo se va a crear comprando un dudosísimo 'Leonardo da Vinci' a un precio absurdo", ha añadido Tusquets.

'Duchamp, Magritte, Dalí. Revolucionarios del siglo XX' está organizada por la compañía italiana Arthemisia y Art Projects junto con la Fondazione Cultura e Arte, en cooperación con el Museo de Israel y el Ayuntamiento de Madrid. La muestra, que termina en Madrid, fue inaugurada previamente en Bolonia.