Eduardo Mendoza, Premio Cervantes 2016: "Es un final de trayecto"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

GALARDONADO ESTE MIÉRCOLES

Eduardo Mendoza, Premio Cervantes 2016: "Es un final de trayecto"

Eduardo Mendoza
EUROPA PRESS
Actualizado 30/11/2016 20:06:59 CET

Recuerda que se encontró "catapultado de nada a un escritor reconocido"

BARCELONA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El escritor Eduardo Mendoza ha considerado la concesión del Premio Cervantes 2016 un "final de trayecto", ha explicado el barcelonés en una rueda de prensa en el Instituto Cervantes de Londres (Reino Unido).

Ha relatado que ha recibido el premio mientras paseaba por las "tranquilas" calles de Londres, cuando le ha llamado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo.

"Es un momento de conclusión", ha considerado tanto por su importancia y por el momento en el que llega, y ha asegurado haber sido muy afortunado desde el principio de su carrera.

"Hace años tuve la oportunidad de comprarme un apartamento en Londres", ha explicado Mendoza, que siempre viaja a la capital británica para estar tranquilo.

"NO ESTÁ CARMEN BALCELLS"

El autor ha asegurado que lo primero que ha pensado al saber la concesión del premio es "qué apuro y no está Carmen Balcells", y ha asegurado que no ha tenido mucho tiempo de pensar sobre el premio porque tras su anuncio ha quedado inmerso en numerosas llamadas de felicitación.

Mendoza ha admitido que "estos acontecimientos llevan a hacer balance y recuerdos sueltos" de sus primeros tiempos, precisamente en Londres.

Sobre sus inicio, ha dicho: "Me encontré catapultado de nada a un escritor reconocido del que se esperaban algunas cosas", y ha asegurado haber vivido 50 años esperando a que esas esperanzas se frustraran y que ahora ha recibido este premio.

Como mirada a su trayectoria, ha querido recordar especialmente a Carmen Balcells, que ha guiado su carrera literaria, además de ser asesora y amiga, y ha añadido que su carrera literaria ha tenido momentos cumbre, como cuando escribió 'Sin noticias de Gurb', que le convirtió en "un escritor de humor y leído por niños, adolescentes y otras personas de mal vivir" abriéndole puertas insospechadas.

Ha bromeado con que "es difícil encontrar una persona en España que no haya leído por su gusto o disgusto 'Sin noticias de Gurb", y ha agregado que los libros que escribe son cómodos de leer.

"He recibido de mis lectores muestras de simpatía y de gratitud", con mensajes como que tal o cual libro ha sido el consuelo o ánimo para sus lectores.

Preguntado sobre si está en la estela de la tradición cervantina, ha señalado que, aunque suena muy pedante: "Sí es verdad que Cervantes tuvo una influencia muy grande en mí como persona y escritor, y las dos cosas son indisociables".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies