Una exposición en Salamanca muestra fotografías y réplicas de esqueletos de sirenas hallados hace medio siglo

Actualizado 18/06/2006 21:25:11 CET

SALAMANCA, 18 Junio (EUROPA PRESS)

La existencia de una bifurcación en el árbol genealógico humano que derivó hacia la aparición de un ser mezcla entre hombre y pez, el 'Hydropithecus' u hombre con forma de sirena, se descubre al público en la Casa de las Conchas de Salamanca a través de una muestra fotográfica y diversas réplicas de esqueletos fosilizados encontrados junto a la ribera del Tormes.

De esta forma, en esta exposición se albergan fotografías y réplicas de esqueletos de estos hallazgos fosilizados, realizados en 1951 y que aparecieron junto al Tormes a su paso por la provincia, accidentalmente en el transcurso de unos trabajos de cimentación, y que Joan Fontcuberta fotografió para la revista 'Scientific American' en el año 2000.

Al descubrimiento, que revolucionaría de ser cierto el panorama científico, paleontológico y evolutivo, se le supone un precedente en la década de los 40 en el paraje francés de Saint-Beno't, gracias a la labor del sacerdote y geólogo Jean Fontana.

RECELO DE LOS CIENTÍFICOS

El motivo de retrasar la publicación de este fenómeno pudo ser la precaución por la veracidad de los mismos y el recelo sobre la heterodoxia de científicos que pertenecían a órdenes religiosas católicas, o así lo aseguran los organizadores de esta exposición.

"Es un trabajo artístico basado en descubrimientos científicos que nos genera, evidentemente, preguntas sobre la parte de nuestra evolución, el sitio que ocupan las sirenas y si pueden estar vivas todavía", afirmó en declaraciones a Europa Press Televisión el director del Festival Internacional de las Artes de Castilla y León, Guy Martini.

La muestra, compuesta por réplicas en resina de dos esqueletos de sirénidos, fotografías de los restos fósiles supuestamente hallados en los Yacimientos de Almenara de Tormes y ciertas zonas de las estribaciones de los Alpes, así como bocetos de Jean Fontana y material paleontológico del mismo, trata de mostrar a un mismo tiempo la faceta artística de Joan Fontcuberta y su "menos conocida" de fotógrafo documental-naturalista, dentro de la programación de dicho Festival.

¿REALIDAD O FICCIÓN?

"No puedo decir nada más que lo que Joan me ha contado de su trabajo, hay personas que dicen que no es real, los científicos tienen que contestar a este descubrimiento", añadió Martini.

El director de la II Edición de este Festival aseguró que es propio de Joan Fontcuberta el tratar de crear preguntas acerca de qué es la realidad o ficción y con su trabajo sobre los sirénidos, Hidrópitos o monos de agua, quizá antepasados nuestros, lo hace de nuevo para cuestionarnos ciertas reacciones cotidianas que pueden pasarnos desapercibidas.

"¿De qué manera recibimos la una información científica, qué criterio utilizamos y si todavía tenemos criterios de análisis cuando nos llega información?. Es una pregunta de actualidad", afirmó Martini, quien remarcó que esta es una forma "de incitar a la gente a preguntarse, mucho más allá de la simple consumición de un acto científico o artístico".

Sobre la reacción del público acerca de las fotografías y de los datos que se ofrecen en los paneles anexos a las instantáneas, explicó que son variadas, que hay gente "interesada, entusiasta o quien no cree que sea verdad. A menudo se crea una conversación, un encuentro de opinión a la búsqueda de qué es la realidad. Son fotografías estupendas, hay copias de los esqueletos... Las preguntas son abiertas. ¿Por qué no?", sentenció Martini.