Los grandes maestros inspiran a Cai Guo-Qiang, un "alquimista" en el Prado en busca de la "vida eterna"

Contador
Una de las obras del artista Cai Guo-Qiang
MUSEO NACIONAL DEL PRADO
Publicado 06/10/2017 16:20:11CET

   MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El artista Cai Guo-Qiang ha comenzado la producción de un conjunto de obras inéditas que formarán parte de la exposición 'El espíritu de la pintura' en el Museo del Prado y en la que, inspirado por los grandes maestros, ejerce de "alquimista en busca de la vida eterna".

   En total, serán 22 obras para una muestra que se abrirá al público el próximo 25 de octubre en el edificio de los Jerónimos. El artista chino está utilizando el Salón de Reinos (a la espera del proyecto de rehabilitación encabezado por Norman Foster) como centro de operaciones y, este mismo viernes 6 de octubre, ha culminado una de las piezas que estarán en la exposición.

   Basada en la leyenda europea del león verde que persigue al Sol, Guo Qiang ha establecido un símil con los artistas como "alquimistas". "Con esta creación busco un proceso como el de los grandes maestros cuando indagan en una solución para la muerte o la vida eterna", ha explicado a un grupo de periodistas.

   La línea de trabajo para estas obras viene marcada por la ignición de pólvora con moldes y en una tabla que ya tiene pintura. El resultado es imprevisible, tal y como ha ocurrido con este primer cuadro de la exposición. "Estoy contento por cómo ha salido, ha quedado una imagen clásica de lo que representa la leyenda y es ligera, no parece una sensación pesada", ha aseverado el autor.

   Guo-Qiang únicamente creará ocho piezas en el Salón de Reinos de las 22 que formarán parte --como resultado de una residencia artística con el Prado-- y el proceso concluirá el próximo 23 de octubre al atardecer con la creación de la obra 'El espíritu de la pintura', una pieza de escala "monumental" --18 metros de largo--.

DE RUBENS A EL GRECO

   Los grandes maestros son la línea argumental --en la pintura del león verde y el sol, la inspiración para la figura felina podría venir de otras representaciones previas de Zurbarán o Rubens-- y eso es algo que también está presente en la citada pieza 'El espíritu de la pintura' --una reproducción de 'Vistas de Toledo' está visible en el Salón de Reinos--. Guo-Qiang ha mantenido numerosos encuentros con los conservadores del museo para conocer más sobre Rubens, Goya, Velázquez y otros grandes maestros.

   "Admiro mucho a 'El Greco'. Ya en el año 2009 hice una ruta junto a mi hijo desde el nacimiento a la muerte del artista y ahora he vuelto a Toledo a comienzos de este año. Pasé unos días desde mi habitación observando el cambio de la luz, de la noche al día, y se me ha ocurrido pensar mucho en los ángeles", ha reconocido el primer artista vivo que crea obra inédita para su muestra en el Museo del Prado.

   No solo para esta exposición ha viajado a Toledo --lleva desde el año 2015 trabajando en ella--, sino que otros lugares de España estarán reflejados en el resultado final. Por ejemplo, el artista ha reconocido que para 'El espíritu de la pintura' está buscando a día de hoy una tela clásica, "espesa y muy gorda". "Los encajes por ejemplo son cosas muy españolas, de una cultura propia", ha señalado.

PÓLVORA VALENCIANA

   Por primera vez en su trayectoria, Guo-Qiang empleará pólvora procedente de Valencia, si bien no ha podido concretar la cifra exacta que empleará para toda la exhibición. En cualquier caso, ha explicado que las autoridades le limitan como máximo a un empleo de 5 kilos de pólvora diarios.

   "China inventó la pólvora, que es el resultado de una reacción química. Cuando se inventó, el objetivo no era destinarlo a la guerra, sino a la búsqueda de una medicina que dé una vida eterna. Y eso es lo que yo busco en mis creaciones", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies