El MACBA analiza en una exposición el arte de la posguerra producido en Francia y Estados Unidos

Actualizado 04/10/2007 12:44:18 CET

BARCELONA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 400 piezas, entre obras de Pablo Picasso, Henri Matisse, Vasili Kandinsky, Jackson Pollock y Mark Rothko, analizan en la exposición 'Bajo la bomba' el arte producido en Francia y Estados Unidos durante los años de la posguerra, que permanecerá en el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA) del 5 de octubre al 7 de enero.

'Bajo la bomba. El jazz de la guerra de imágenes transatlántica', comisariada por Serge Guilbaut, pretende constatar el diálogo entre diferentes esferas de la vida política y cultural en el periodo comprendido entre 1946 y 1956 en unos años en que Nueva York sustituyó a París como centro principal del arte moderno.

El director del MACBA, Manuel Borja-Villel, aseguró que esta exposición es "irrepetible" debido a la ingente cantidad de grandes obras de arte que la componen, con préstamos que han costado "mucho", y la calificó de muestra de "investigación".

La exposición, organizada siguiendo un orden cronológico, contiene, además de las obras de arte, películas, diarios, moda, archivos y entrevistas con las que contextualizar este periodo histórico poco estudiado.

'Bajo la bomba' se abre con obras de pintores de la vanguardia clásica como Pablo Picasso, Fernand Léger, Vasili Kandinsky o Henri Matisse, que tuvieron un gran peso en el desarrollo del arte de posguerra, y otros artistas raramente expuestos en España como Jean Dewasne o Édouard Pignon, vinculados al PC francés.

El núcleo central de la exposición se nutre de artistas como Jackson Pollock, Mark Rothko, Willem de Kooning, Henri Michaux y Nicolas de Stäel, junto con otros que han sido olvidados, ya que la muestra quiere enseñar cómo diferentes proposiciones fueron desterradas del canon, como el surrealismo revolucionario o los Indian Space.

Manuel Borja-Villel dijo que la exposición pretende escribir la historia "desde otro punto de vista" al oficial en el que la pintura norteamericana triunfó.

La exposición del MACBA también muestra cómo la explosión atómica en el atolón de Bikini, hizo que el miedo al comunismo y la bomba definieran la vida cotidiana y éste se desplazara de alguna forma al arte. Los artistas, mediante la abstracción y el primitivismo, manifestaban las profundas angustias que impregnaba la cultura norteamericana.

El director del MACBA destacó cómo la obra de estos autores norteamericanos "llegaron a ser de consumo", alejados de la idea con la que habían sido concebidas. "No llegaron para cambiar el sistema, sino como parte del sistema", añadió.

La exposición también refleja la participación española en este diálogo transoceánico con obras de Antoni Tàpies, Antonio Saura, Manuel Millares y Luis Feito, marcado por hitos como la I Bienal Hispanoamericana o la Bienal de Venecia.

La muestra se acaba con el fin de la década de los 50, en la que se agota el modelo basado en la individualidad, con un sentimiento de pérdida muy presente en las obras. Esta exposición está coproducida por el MACBA y el Museo Reina Sofía, aunque sólo se verá en el museo catalán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies