Prado y Reina Sofía acogerán obras del Kunstmuseum Basel que por primera vez salen de Suiza

 

Prado y Reina Sofía acogerán obras del Kunstmuseum Basel que por primera vez salen de Suiza

130.2 X 97.1 Cm; Öl Auf Leinwand; Inv. G 1967.9
MUSEUM FÜR GEGENWARTSKUNST
Publicado 16/01/2015 14:21:37CET

BASILEA, 16 Ene. (EUROPA PRESS - Mirian San Martín) -

El Kunstmuseum Basel, uno de los centros expositivos públicos más destacados del mundo, y que alberga uno de los conjuntos artísticos más importantes que existen, cierra sus puertas a finales de este mes de enero para someterse a unas obras de ampliación y rehabilitación, motivo por el que muchas de sus piezas viajarán a España y se podrán ver en sendas muestras organizadas por el Museo del Prado y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS).

Así, entre el próximo 17 de marzo y el 14 de septiembre podrán verse en el Reina Sofía un total de 170 obras de maestros de los siglos XIX y XX, exponentes de movimientos como el expresionismo, el purismo, el minimalisimo, el constructivismo, el surrealismo, la abstracción estadounidense o el post expresionismo alemán.

Por un lado, se expondrá una selección de 108 piezas de la colección del museo, entre las que se encuentran pinturas, collares, fotografías y vídeos. En esta larga lista cabe destacar nombres como Edvar Munch, Vasili Kandinski, Pablo Picasso, Juan Gris, Georges Braque, Le Corbusier, Fernand Léger, Hans Arp, Yves Tanguy, Max Ernst, Paul Klee, Piet Mondrian, Mark Rothko, Jasper Johns o Steve McQueen.

Destacan aquí ejemplos como 'Guéridon', de Braque; 'Les deux figures (nus sur fonde noir)', de Fernand Léger; 'Senecio (Baldgreis)', de Klee; 'Composition no. I, avec rouge et noir', de Piet Mondrian; 'Blue call', de Josef Albers; 'LIV', de Moholy-Nagy; así como las obras de Barnett Newman: 'White fire', 'Here III' y 'The command'.

Asimismo, de los fondos de las colecciones Rudolf Staechelin e Im Obersteg que conviven con las piezas de este museo, viajarán a España un total de 60 pinturas, entre las cuales se encuentran piezas de Gauguin, Van Gogh, Renoir, Picasso, Chagall o Cézanne que nunca antes habían sido expuestas en el país.

Según ha explicado el nieto de Rudolf Staechelin, Ruedi Staechelin, durante una visita guiada por este museo para varios medios de comunicación, ambas colecciones poseen un nexo en común, puesto que fueron realizadas por los dos amigos al mismo tiempo, ambos procedían del mismo lugar y mantenían una idéntica pasión por el arte.

Por su parte, el Prado recibirá diez obras realizadas por Pablo Picasso entre 1906 y 1937, pertenecientes a la colección del museo suizo: 'Los dos hermanos', 'Hombre, mujer y niño', 'Panes y frutero con frutas sobre una mesa', 'el aficionado ', 'Mujer con guitarra ', 'Arlequín sentado', 'Mujer con sombrero sentada en un sillón', 'Muchachas a la orilla del Sena, según Courbet', 'Venus y amor' y 'La pareja'.

Tal y como ha indicado Staechelin, dos de las obras de Picasso que ahora llegan a España tienen una historia "interesante". Su padre se vio obligado por motivos económicos a vender 'Arlequín sentado' y 'Dos hermanos', y cuando el alcalde de Basel se enteró preguntó en referéndum al pueblo si querían que la ciudad perdiera estas obras. Finalmente, la respuesta fue positiva y el gobierno se hizo cargo de pagar alrededor de seis millones de euros, mientras que 2,4 corrieron a cargo de los ciudadanos. Picasso, a quien le llegó la noticia de este interés por sus obras, decidió regalar cuatro piezas al museo.

OBRAS: 30% AMPLIACIÓN DEL ESPACIO

El Kunstmuseum Basel está a punto de iniciar unas obras de rehabilitación y de ampliación que van a tener como resultado un aumento en un 30 por ciento del espacio total, al pasar de una superficie actual de 7.610 metros cuadrados, a 9.840 metros cuadrados. Está previsto que abra sus puertas de nuevo en abril de 2016.

En total, la pinacoteca cuenta con 300.000 obras, de las cuales solo se presenta al público un cinco por ciento. Aunque la ampliación va a permitir poner a la vista de los ciudadanos un mayor número de piezas, los responsables del museo han precisado que el objetivo no es la cantidad, sino la forma en la que estas obras se mostrarán.

En este sentido, han explicado que la distribución futura se repartirá de la siguiente manera: por un lado, el edificio principal alojará la colección de arte realizado entre los siglos XV y XIX, así como el arte moderno; el nuevo edificio, cuyo contenido será tanto la colección entre 1950 y 1990 como las exposiciones especiales; mientras que el Museo de Arte Contemporáneo tendrá en sus salas las obras realizadas a partir de 1990.

Las renovación del Kunstmuseum Basel cuenta con un presupuesto de cien millones de francos, de los cuales el 50 por ciento será abonado por el gobierno, mientras que de la otra mitad se hará cargo una fundación.

Tal y como ha puesto de relieve Nina Peter, comisaría del Kunstmuseum, esta renovación a la que se somete el centro ha supuesto una "oportunidad" para establecer relaciones con otras instituciones. En esta ocasión, ha asegurado que los proyectos presentados por el Prado y por el Reina Sofía han sido los más interesantes, por encima de "grandes" centros cuyo nombre ha preferido no revelar.

En este sentido, ha señalado que no ha habido contraprestación económica, sino un "interés" por el "diálogo" y por el trabajo conjunto con estos dos centros, que quizás en un futuro permita nuevos intercambios de los que el Kunstmuseum podría beneficiarse.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies