El Senado rechaza sacar una obra de Dalí del despacho del Rey para una cesión permanente al Ayuntamiento de Barcelona

El atleta cósmico
PATRIMONIO NACIONAL
Actualizado 12/06/2017 19:20:22 CET

   Insta al Ministerio de Cultura a conseguir que el toque de campanas sea declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial

   MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Senado ha rechazado este lunes 12 de junio sacar la obra 'El atleta cósmico' de Salvador Dalí del despacho del Rey en Zarzuela --y que fue adquirida por Patrimonio Nacional por 2,8 millones de euros-- para una cesión permanente al Ayuntamiento de Barcelona.

   La moción, presentada por Esquerra Republicana, ha sido rechazada con los votos en contra del Grupo Popular y el Grupo Socialista. En su exposición, la formación catalana aseguraba que este cuadro tiene una "vinculación simbólica" con el olimpismo y debe ir a parar a un "edificio o museo público para el disfrute de la ciudadanía".

   "Si el arte se encierra en una habitación sin que curiosos puedan observarlo, el arte pierde sentido. Para la ciudadanía, es igual que esté en un despacho de Zarzuela que en un despacho de cualquier particular si no lo va a poder disfrutar: la cultura debe de ser para el pueblo", ha defendido el senador de EU, Bernat Picornell.

   Este cuadro fue encargado a Dalí en el año 1968 durante el régimen franquista para representar a España en la celebración de los Juegos Olímpicos de México en 1968. El pintor también cedió los derechos de reproducción de la obra al Ayuntamiento de Barcelona en 1985 para apoyar su candidatura olímpica.

   No obstante, Dalí reclamó al COE el pago del cuadro, algo que el por entonces presidente del comité, Juan Antonio Samaranch, rechazó al considerar que no había liquidez para ello. El vicepresidente de este organismo, Anselmo López, la adquirió a título personal y la cedió en usufructo al Rey Juan Carlos, que pasó a tenerlo en su despacho. A la muerte de López, Patrimonio Nacional compró la obra a los familiares.

   El senador socialista Jesús Martín Rodríguez, ha rechazado esta petición al entender que se trata de una obra que "ha sido comprada con dinero de todos" y, por lo tanto, en caso de salir del despacho de Zarzuela tendría que ir a parar a "un museo nacional". "La cultura es universal: por regla de tres de que Dalí era catalán, los extremeños tendrían que pedir todos los zurbaranes al Prado", ha ironizado.

   Asimismo, ha recordado la "labor" de Juan Carlos I en favor de la democracia y, el hecho de que "mantenga en vida" esa obra en el despacho no supone "privar de cultura al pueblo español". "A ver si al final esto es sacar una obra del despacho de un monarca para que vaya a parar a otro despacho: estaríamos haciendo tortas con un pan", ha afirmado.

DALÍ, "COMPROMETIDO CON LA CAUSA MONÁRQUICA"

   Por su parte, la senadora popular María Isabel García, ha asegurado que, con esta iniciativa, se pretende "desatar la polémica", puesto que ya hubo una propuesta similar en el año 2009 en el Congreso que fue rechazada. "Esta obra es un bien público adquirido por Patrimonio Nacional, institución para velar por la conservación de todos los tesoros culturales", ha recalcado.

   Asimismo, ha reiterado que esta idea "no es posible por respeto a la voluntad" del pintor de Figueres. "Dali fue un comprometido con la causa monárquica y a lo largo de toda su vida mostró un expreso afecto y admiración hacia el Rey", ha señalado, tras afirmar que los bienes de Colecciones Reales son "inalienables e inembargables".

EL TOQUE DE CAMPANAS, BIEN DE INTERÉS CULTURAL

   Por otro lado, el Senado ha aprobado por unanimidad instar al Ministerio de Cultura a que tome la iniciativa para que conseguir una declaración genérica como Bien de Interés Cultural Inmaterial del toque tradicional de campanas con el consenso con las comunidad autónomas.

   Esta moción, propuesta por los senadores de Compromis dentro del Grupo Parlamentario Mixto, habla de los campanarios como "el símbolo más característico o 'skyline'" de la mayoría de pueblos españoles. Para el senador Carles Mulet, la "falta de regulación" en este tema hace que cuando un vecino afectado por el sonido de las campanas haga una queja, "éstas se tengan que eliminar".

   "Cada pueblo tiene un estilo propio en el toque de campanas y hace falta una regulación sensata por la que no se tenga que eliminar de un plumazo la tradición histórica de muchos sitios", ha resaltado. En su propuesta, el senador diferencia entre toques de misa diaria, toques de reloj o los propios toques de campana, cada uno con su singularidad.

   El senador popular Miguel Ángel Esteban ha celebrado esta propuesta que permite "valorar un instrumento sonoro que, cuando suena, está hablando de Historia". Por su parte, el senador socialista Félix Montes ha incidido en que la propuesta, con la aceptación de enmiendas transaccionales, permitirá "no solo proteger el toque, sino también a los campanarios y a los campaneros".

   Por último, el Senado ha instado también por unanimidad al Gobierno a contribuir al impulso de todas las actividades con motivo de la conmemoración del 150 aniversario del nacimiento del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies