El Teatro Español acoge 'La fureur de ce que je pense', un homenaje a la "intensidad" de Nelly Arcan

La fureur de ce que je pense/Teatro Español
LA FUREUR DE CE QUE JE PENSE/TEATRO ESPAÑOL
Publicado 11/04/2018 18:17:38CET

   MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Teatro Español de Madrid acoge cuatro funciones, entre el 13 y el 15 de abril, de la obra 'La fureur de ce que je pense', un homenaje a la "intensidad" y la "luz" de la novelista canadiense Nelly Arcan, que se suicidó en 2009, según ha recordado este miércoles 11 de abril en rueda de prensa la directora de este montaje, Marie Brassard.

   Esta producción, de la Compañía Infrarouge', realizado en coproducción con el Théâtre français du CNA de Ottawa, el Festival TransAmériques de Montréal y PARCO de Tokyo, hace en Madrid su primera parada en Europa, desde donde viajará a otras ciudades del continente.

   La directora del Teatro Español, Carme Portaceli, ha explicado que Arcan (Lac-Megántic, 1973- Montreal, 2009) fue una mujer "muy especial" e "inteligente" que huyó de su pueblo natal y que recurrió a la "prostitución" para conseguirlo. Posteriormente, y tras una mala experiencia con un maltratador, se suicidó ahorcada, con una producción literaria a sus espaldas que la directora de este montaje ha reivindicado.

   En sus novelas y escritos, Arcan mostró una "lucidez durísima" que refleja una "realidad terrible" y que muestra un destino "oscuro y sombrío", en palabras de Brassard. Sin embargo, la directora de esta obra ha revelado que decidió buscar una dimensión más luminosa y positiva con la que no solo rinde homenaje a esta escritora sino también "a las mujeres que sufren en la sociedad actual".

   Esto fue posible gracias al trabajo con las seis actrices y la bailarina que forman parte de este montaje, que no obstante no representan a la escritora, sino que tan solo reflejan sus pensamientos, por lo que Brassard evita cualquier tono biográfico en esta obra, según ha matizado.

   Su objetivo es reivindicar la dimensión artística de Arcan que en ocasiones quedó ensombrecida por su "obsesión por ser la más sexy", lo que en su opinión hacía que su obra no siempre fuera tomada en serio. "Situaba por delante su sensualidad. Es triste que no se valorara su obra o que existiera un prejuicio mientras vivió. La gente no la veía como una escritora seria", ha dicho la directora.

   "Hay que escuchar a la mujer, darle el valor que tiene como artista", ha indicado Brassard en referencia a las creaciones realizadas por mujeres, al tiempo que ha aplaudido el "renacimiento feminista" que se vive actualmente y ante el que se siente "optimista".

PROSTITUCIÓN: DOMINACIÓN Y ESCLAVISMO

   En cuanto a la prostitución, la directora de 'La fureur de ce que je pense' ha precisado que no aborda en concreto este tema, aunque si aparece de manera indirecta, puesto que estas mujeres aparecen en cuartos de cristal, como si se tratara de "muñecas exhibidas".

   En este sentido, ha recordado que Nelly Arcan señaló al respecto que había tenido suerte de haber sido una prostituta de "altas esferas", porque otras mujeres habían tenido un "trato degradante". "Llegó a la conclusión de que la prostitución siempre había sido un símbolo de dominación, algo cercano a la prostitución", ha agregado Brassard.

   En cuanto al enfoque, a diferencia de las directrices del encargo que recibió, por las que debía haber potenciado la rivalidad entre mujeres, Brassard ha señalado que huyó de este concepto, que nunca ha conocido. "Siempre que he estado rodeada de mujeres he sentido facilidad", ha apuntado.