Antonio Álvarez Gil, Premio Vargas Llosa con 'Perdido en Buenos Aires'

Actualizado 20/10/2010 17:49:48 CET

MURCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cubano Antonio Álvarez Gil ha resultado ganador del Premio Vargas Llosa de literatura con su novela 'Perdido en Buenos Aires', en la XIV edición de un certamen que organizan de forma conjunta Caja Mediterráneo y la Universidad de Murcia, quienes además se han encargado de publicar la obra.

El presidente territorial en Murcia de CAM, Ángel Martínez, y el rector de la Universidad de Murcia, José Antonio Cobacho, han entregado este lunes el galardón, en un acto que también ha contado con la presencia del director territorial de CAM, Ildefonso Riquelme; y el vicerrector de Extensión Universitaria de la UMU, Guillermo Díaz.

El jurado premió a 'Perdidos en Buenos Aires' por lo ameno de su estructura y argumento. Basándose en la histórica partida de ajedrez que en 1927 enfrentó al cubano José Raúl Copablanca, campeón del mundo de ajedrez entre 1921 y 1927, y al ruso Alekhine en Buenos Aires y una reconstrucción de la evolución del personaje Copablanca, considerado un héroe en Cuba.

El Premio Vargas Llosa, convocando desde hace quince años por ambas instituciones, consta de un premio en metálico de 12.000 euros y la publicación de la novela. En la última edición del premio Vargas Llosa se presentaron un total de 127 obras, gran parte de ellas procedentes de España, Cuba, Argentina, Méjico, Colombia, República Dominicana, Israel, Estados Unidos, Francia, Alemania y Suecia.

Unos datos que avalan, según el presidente territorial de Caja Mediterráneo, "que es un premio literario con gran prestigio tanto fuera como dentro de España, algo de lo que nos sentimos especialmente orgullosos".

UN ESCRITOR SÓLIDO

Antonio Álvarez Gil, que se ha presentado al premio Vargas Llosa bajo el seudónimo Juan Bez Ródiny, nació en 1947 en Melena del Sur (Cuba), aunque desde 1994 reside en Estocolmo. En su haber tiene más de una quincena de obras publicadas, varias de ellas premiadas.

'Una muchacha en el andén' en un cuento que le sirvió para conseguir en Cuba el Premio David en 1983; con 'Naufragios' ganó el Premio de Novela Ciudad de Badajoz en 2001, y con 'Delirio nórdico', el del Ateneo Ciudad de Valladolid en 2001. En ese año también se alzó con el premio internacional de narrativa corta Generación del 27, con el libro de cuentos 'Nunca es tarde'.

Su última novela galardonada hasta ahora era 'Concierto para una violinista muerta'. Álvarez Gil publica regularmente cuentos y artículos en España, Italia, Suecia, Estados unidos y Latinoamérica. Es miembro de la Asociación de Escritores de Suecia.