CEDRO cree que compatibilizar jubilación y derechos de autor "no tiene una solución clara a corto plazo"

Publicado 12/04/2018 15:17:53CET

   MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO), Carme Riera, y el director general de la entidad, Jorge Corrales, se han mostrado pesimistas tras la reunión que han mantenido este jueves con el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, sobre la compatibilización de la jubilación y el cobro de derechos de autor, tal y como han manifestado en rueda de prensa.

   Corrales ha señalado que aunque Burgos les ha invitado a "seguir trabajando" para conseguir la compatibilidad, y que incluso les ha trasladado que en algunos casos ya hay una consideración "neutral" con las obras creadas en el pasado. Sin embargo, en líneas generales cree que "es una tarea que a corto plazo no tiene una solución clara".

   En cuanto la elaboración del Estatuto del Artista, Corrales no tiene una "percepción positiva ni de la forma final ni del momento temporal en el que se pueda hacer" porque, según ha indicado, hay "muchas incertidumbres". Además, cree que la compatibilidad del cobro de la pensión y los derechos de autor requerirá una solución "más inmediata".

   Riera cree que podría haber otra vía a través del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y considera que los representantes políticos de cultura "no están lo suficientemente avalados por los representantes de la Seguridad Social". "El Gobierno dice que la compatibilidad ha de ser para todos y algunos partidos consideran que eso no es viable", ha señalado.

   Según ha manifestado Riera, "el tratamiento de una obra literaria debería ser entendido como un rendimiento del capital y no del trabajo". "Si uno se jubila puede obtener la renta del piso pero no rendimiento de sus obras, a no ser que pida solo la mitad a la Seguridad Social", ha dicho la presidenta de CEDRO.

   En este sentido, Riera ha afirmado que seguirán "batallando" y que están dispuestos a movilizarse para ello. "Un país que ama la cultura no puede silenciar a sus creadores", ha recalcado.

JULIA NAVARRO: PREMIO CEDRO

   Estas declaraciones han tenido lugar durante la presentación del Premio CEDRO, que este año ha recaído en la escritora Julia Navarro en reconocimiento a su "compromiso con la defensa pública de los derechos de autor y de la creación", y que recibirá el 26 de abril a las 20.00 horas, coincidiendo con el Día de la Propiedad Intelectual.

   Navarro ha destacado que tras varios años de defensa de los derechos de autor ha llegado a una "triste conclusión" al comprobar que "la cultura no está en la agenda de los políticos", una batalla que a su juicio "habrá que dar hasta que hablen en SU tribuna sobre derechos de autor". "Los políticos viven de espaldas a la cultura", ha lamentado.

   En su opinión, es indispensable la "educación" y que la sociedad "asuma esa responsabilidad", así como "medidas legislativas" que protejan los derechos de autor. "El mundo de la creación está lleno de incertidumbres y nadie tiene seguro nada", ha destacado Navarro, quien ve "vergonzoso" en España los escritores estén "penalizados".

   Navarro también ha lamentado la existencia de una "crisis enorme en la lectura", puesto que "vender es casi un milagro y vivir de derechos de autor es milagro y medio". "Si además los hacen incompatibles con la pensión, están condenados a una situación dramática".

PIRATERÍA

   En cuanto a la piratería, Carme Riera ha señalado que es un "desastre" aunque ha reconocido que "en términos generales ha mejorado un poquito". "Por cada ejemplar consumido en 2017, hay tres ilegales. El 24 por ciento se descarga de forma ilegal, lo que supone un nueve por ciento más que en 2016).

   En este sentido, Corrales ha señalado que habría que fijarse en países como Reino Unido, Francia y Portugal. Desde CEDRO, la entidad está incorporando nuevos procedimientos para luchar contra la piratería y, según ha indicado, en el último mes y medio han conseguido retirar más de 6.000 contenidos de páginas ilegales.