El escritor José Ovejero juega con la idea de 'La seducción': "Hoy la política es pura seducción, no hay contenido"

El escritor José Ovejero, autor de 'La seducción'
GALAXIA GUTENBERG
Publicado 21/02/2017 14:53:50CET

   MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El escritor José Ovejero publica 'La seducción' (Galaxia Gutenberg), una historia de intriga sobre la relación entre un escritor consagrado y el hijo problemático de su amigo, en la que el autor juega con la idea de esta actitud "muy presente en la política, aunque vacía de contenido".

   "La seducción era algo que antes estaba desprestigiado, se decía que era obra del demonio, y sin embargo ahora es visto como algo positivo. Tiene que ver con la publicidad, con la política y con los escritores también, que cada vez somos más seductores", ha señalado en una entrevista con Europa Press el escritor.

   De hecho, preguntado por la 'seducción' que puede ejercer un líder político como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Ovejero ha reconocido que "ha conseguido captar el interés de millones de personas, luego tiene esa capacidad". "Otra cosa es que tenga un mensaje vacío diciendo lo que la gente quiere oír, pero es que eso es la política de hoy en día", ha lamentado.

   En 'La seducción', Ariel es un escritor que decide echar una mano a David, hijo de su amigo Eduardo y a quien acaban de dar una paliza sin motivos muy claros. Poco a poco, el protagonista irá descubriendo que no todo es cómo se lo han contado, aunque ya estará dentro de un círculo peligroso en el que también aparece en el horizonte la posibilidad de una relación con la joven Alejandra.

VIOLENCIA EXPLÍCITA Y LATENTE

   Para Ovejero, se trata de "una segunda versión" de su obra 'La invención del amor', aunque "poniendo a la violencia como principal protagonista" frente a otros sentimientos. "La violencia es el tabú de nuestros tiempos y quería hablar de ella, porque no hay mejor manera de desprestigiar a un enemigo que calificándole de 'violento'", ha apuntado.

   En este sentido, aunque el autor ha admitido que en España cada vez "hay menos violencia explícita", entiende que la "violencia latente" está creciendo "de manera desmesurada". "La ley mordaza, la policía cada vez más violenta...me interesa esa violencia de baja intensidad pero que uno percibe que está a punto de estallar", ha indicado.

   El paso de la edad también le sirve a Ovejero para reflexionar a través de su protagonista, un "alter ego en versión feroz". "Como el personaje, pienso que con cierta edad llega un declive tanto físico como mental: si bien el primero hay que aceptarlo y no se puede combatir, con el declive mental uno todavía puede oponerse", ha defendido.

LA REALIDAD Y LA FICCIÓN

   Ovejero define a Ariel como un personaje "descreído y cuya vida se convierte en un simulacro", algo que se puede extrapolar a la sociedad actual. "Al final, siempre creo que mis novelas son políticas, aunque como pasa con ésta no lo parezcan: hablo de una sociedad que no cree nada, que vive con noticias simuladas, y al final es muy fácil de ser seducida", ha aseverado.

   El juego entre realidad y ficción también está muy presente en las páginas de esta obra, donde se llega a ridiculizar el mundo literario. "Todos somos muy generosos cuando el pastel es grande, pero ahora que se está reduciendo, vemos un ambiento más duro. Es algo que ya ocurría con la poesía, por ejemplo", ha concluido Ovejero, quien ya tiene terminados y pendientes de publicación un libro de cuentos y otro de poemas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies