Guelbenzu regresa a la novela policíaca con la jueza Mariana de Marco: "Hay más obras de género negro por facilonería"

 

Guelbenzu regresa a la novela policíaca con la jueza Mariana de Marco: "Hay más obras de género negro por facilonería"

El escritor José María Guelbenzu publica 'El asesino desconsolado'
DESTINO
Publicado 07/03/2017 18:04:19CET

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El escritor José María Guelbenzu vuelve a su saga policiaca protagonizada por la jueza Mariana de Marco con 'El asesino desconsolado' (Destino), una historia que el autor ha aclarado que no pertenece al género negro, por el que no tiene "mucho interés".

"El policíaco tiene una trama compleja para descubrir al culpable y hay un duelo de inteligencias entre los asesinos y los detectives, lo que es más difícil de escribir. Sin embargo, se escribe más genero negro por facilonería y nostalgia", ha señalado el autor en un encuentro con la prensa.

En este sentido, Guelbenzu, premio Torrente Ballester, ha expresado su admiración por autores como George Simenon o la pareja sueca Maj Sjöwall y Per Wahlöö, creadores del detective Martin Beck y "gran prototipo de la policía 'a la europea'". "Son comisarios que viven en la rutina y a veces resuelven los casos gracias a la casualidad: es lo que ocurre en la realidad, no hay héroes", ha matizado.

En 'El asesino desconsolado', la jueza Mariana de Marco deberá hacer frente a una investigación en la ciudad de G. de un caso en el que deberá olvidar sus lazos de amistad y en el que de nuevo estará acompañada por el entrometido periodista Javier Goitia, quien desea tener la exclusiva de un misterioso cuadro de Monet aparecido en la escena del crimen.

LA CIUDAD DE G.

Guelbenzu ha reiterado la importancia de la "intuición" de la jueza a la hora de enfrentarse a este nuevo caso, recordando además que no actúa como un detective. "El juez no es un buscapistas, para eso ya tiene a la policia judicial: en el caso de De Marco, la lógica deductiva será la que le guíe hacia la verdad", ha aseverado.

El escritor ha defendido la decisión de descontextualizar la novela en cuanto a cualquier ciudad conocida --aunque en el caso de G., recuerda claramente a Gijón-- debido a una "licencia literaria". "Si hubiera elegido Gijón, me obligaba a hacer hablar en semi bable a mis personajes, además de que puedo poner los edificios donde me dé la gana", ha bromeado.

Asimismo, ha mantenido su línea de alejar a su protagonista de "los personajes atormentados" que circulan por este género. "Los detectives europeos son los más atormentados de la Tierra, parece que viven con una justicia innoble, un Estado que les desprecia y una familia que no les comprende. Yo quería a alguien con un sentido de la justicia importante y que le gustara", ha aseverado.

LÍMITE DE 10 TÍTULOS A LA SAGA

Éste título será el octavo de esta serie policíaca --que saldrá en formato bolsillo con Destino-- y el autor madrileño ha reconocido que espera poder cerrar pronto la saga. "Ya estoy escribiendo la novena y me hice el propósito de escribir diez, aunque es una tontería", ha confesado, tras explicar que el primer título de la serie surgió como experimento al estar "atascado" con otra obra.

Guelbenzu, quien también ejerce de crítico literario, ha lamentado que en España los autores actuales sigan "adscritos al realismo", salvo contadas excepciones. "No veo mucho sentido del riesgo, no hay esa sensación de buscar otra cosa. Por ejemplo, la literatura de Cercas no me interesa nada, o las novelas galdosianas, porque ya no está Galdós", ha concluido, tras salvar de la 'quema' a autores como Carlos Pardo, Luis Magrinyá o Fernando San Basilio.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies