Hipólito G. Navarro regresa tras doce años de silencio con los cuentos de 'La vuelta al día': "Me gusta ser raro"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

VUELTA AL CUENTO

Hipólito G. Navarro regresa tras doce años de silencio con los cuentos de 'La vuelta al día': "Me gusta ser raro"

LA VUELTA  AL DÍA
PÁGINAS DE ESPUMA
Publicado 11/10/2016 17:26:36CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El escritor Hipólito G. Navarro regresa al cuento con 'La vuelta al día' (Páginas de espuma) tras doce años de silencio, con una obra en la que el autor vuelca muchas de sus obsesiones adquiridas a lo largo de este tiempo. "Mucha gente me ha dicho que mis cuentos son raros y eso no me desagrada: incluso me gusta ser singular", ha confesado en una entrevista con Europa Press.

Navarro ha justificado su silencio narrativo --que llega a calificar de "periodo de barbecho"-- en la "presión absurda" que se echó encima tras la publicación de sus anteriores trabajos. "Parecía que ahora tenía que escribir una especie de Biblia maravillosa, veía que los textos no se acercaban a lo anterior y me he tirado años corrigiéndolos", ha asegurado.

En 'La vuelta al día' el lector se encuentra con muchas de las claves características de la narrativa de Navarro, como el humor y la autobiografía. Así, por ejemplo, queda recogida la historia de su 'ángel de la guarda' editorial que le animó a viajar por primera vez en avión o el relato de un hombre que decide acortarse su apellido en una sola inicial --como el propio autor-- y se ve cambiado por el simple hecho de operarse una verruga.

"He intentado muchas veces camuflar la autobiografía, pero ese camuflaje salía de manera automática. He contado cosas verdaderamente duras pero no me daba cuenta porque usaba la coraza del humor, pero últimamente tengo la sensación de que he perdido esa herramienta", ha admitido.

ESPAÑA ES "MUY SOLEMNE"

Es por ello que cree que sus próximos cuentos irán en la línea de los últimos recogidos en 'La vuelta al día', donde habla sim ambages del alcoholismo de su padre, entre otros temas. "Ahora soy consciente de que no tengo la salvación de la risa, pero me apetece explorar este camino", ha señalado.

En cualquier caso, Navarro ha defendido la importancia del humor en las letras españolas, algo que entiende no es habitual. "Siempre ha escaseado, no ha vendido bueno en este país, siendo lamentable porque nuestra obra fundamental es 'El Quijote', un compendio del humor. Somos muy solemnes y no somos capaces de reírnos de las cosas", ha lamentado.

EL FUTURO DEL CUENTO

En esta misma línea, ha insistido en la necesidad de seguir escribiendo cuentos, un género que "siempre exige un lector cómplice y atento de cada palabra". "La comprensión de un cuento a lo mejor está en dos o tres elementos que ha puesto el autor, en apariencia sin importancia, pero que luego desvela todo. Eso no puede ocurrir en las novelas, donde te saltas diez páginas y no pasa nada", ha aseverado.

No obstante, esta reivindicación no incluye al microrrelato, que es "más peligroso porque puede acabar cayendo en la tontería". "Los libros de microrrelatos acaban cansando y seguramente morirán de éxito. Es fácil escribir ideas ingeniosas, pero el secreto está en saber intercalarlas entre obras más largas", ha concluido.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies