José Carlos Somoza cuestiona en un thriller futurista "las consecuencias que conllevaría recuperar nuestro pasado"

Actualizado 02/02/2006 22:32:11 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El escritor José Carlos Somoza cuestiona en 'Zig Zag', un thriller futurista, "las consecuencias que conllevaría el hecho de recuperar nuestro pasado". Asimismo, plantea qué significaría para el mundo del espionaje poder realizar esta clase de viajes a un tiempo anterior, además de resolver y poner en práctica la teoría física de las cuerdas.

Editada por Plaza Janés, la obra no es tanto una novela de "ciencia ficción" sino de "ciencia fusión", según afirmaron Somoza y el científico José Manuel Sánchez Ron, que presentó 'Zig Zag' junto a su autor. En este sentido, es una "mezcla de varios tipos de literatura", matizó.

Por su parte, Sánchez Ron resaltó la importancia que tienen las novelas que hablan sobre ciencia para introducir al lector en este mundo. En el caso de la obra de Somoza, los planteamientos científicos se resuelven a través de elementos y procesos inventados por el autor, como un "acelerador de partículas de pequeño tamaño, que en la vida real necesitaría ser del perímetro del Planeta Tierra para ser efectivo", aclaró.

TIEMPO Y TERROR

Sin embargo, el reconocido físico aseguró que una novela "no tiene por qué ser fiel a la realidad respecto al tema que trata, ya sea científico, político o social". Además del "tiempo desde el punto de vista de su recuperación", Somoza introduce el tema de la "individualidad" en un libro que incluye también elementos propios de la literatura de terror.

La idea de escribir 'Zig Zag' está inspirada en la Divina Comedia de Dante, trasladada al "paraíso artificial que estamos viviendo en la actualidad, por un lado", y por otro en la recreación de una isla. En este sentido, señaló que nuestro paraíso perdido, en general, es "nuestra infancia". Se trata de distintos rasgos que completan la novela.

'ZIG ZAG'

En el año 2015 fallece en Milán un prestigioso científico. Elisa, una joven licenciada en física teórica, profesora en una universidad privada parece especialmente afectada. Sintiéndose vigilada y presa de un estado nervioso, relata a Víctor, su compañero de facultad, la razón de sus miedos.

Todo empezó diez años atrás, cuando un importante investigador español llegó a Madrid para dictar un curso sobre su más reciente descubrimiento: La teoría de la Secuoya, una teoría sobre la cuarta dimensión, el tiempo, que abre la posibilidad de ver el pasado.

Somoza fue Premio La Sonrisa Vertical 1990 con 'Silencio de Blanca' y obtuvo el galardón Café Gijón 1998 con la obra 'La ventana pintada'. Con otras obras el autor se ha alzado con el Premio Gold Dagger 2002 o el Fernando Lara 2001. 'Zig Zag' completa una trilogía que empezó con su obra 'La dama número 13'.