Juan Carlos Márquez satiriza las vacaciones de 'Resort': "Ni siquiera en esos días somos capaces de ser solidarios"

El escritor Juan Carlos Márquez, autor de 'Resort'
LAURA MUÑOZ HERMIDA
Publicado 27/06/2017 12:10:45CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El escritor Juan Carlos Márquez satiriza las vacaciones en los complejos hoteleros en su novela 'Resort' (Salto de Página), con una crítica a "un mundo egoísta y banal" en el que las personas "son incapaces de ser solidarias ni siquiera en el momento más feliz del año".

"Estamos en una Europa convulsa, con un mundo migrante, y nos estamos planteando la solidaridad. Pero llegan las vacaciones y ocupamos las hamacas, rodeamos nuestras parcelas y nos importa bien poco el prójimo. La realidad desmorona esa idea de solidaridad: somos así de egoístas y no vamos a dejar de serlo si no hay una transformación de base educacional", ha señalado en una entrevista con Europa Press el autor.

'Resort' parte de un suceso --la desaparición de un niño alemán en el complejo turístico-- para hablar de las relaciones que se establecen en estos centros, que dan como resultado "una casa habitada por fantasmas". "Todo el mundo es invisible, casi como un atrezzo que se va renovando cada cierto tiempo y encima, lleno de estereotipos que se cumplen", ha afirmado.

Márquez emplea un narrador omnisciente que "golpea como un martillo" a lo largo de toda la novela, en la que los personajes no tienen nombres propios para lograr esa sensación de "familia anónima". "Pueden ser el equivalente de cualquiera: las personas de los resorts son intercambiables, no entablan relación con nadie y apenas saludan", ha resaltado con humor.

Al igual que en anteriores novelas --'Los últimos' o 'Tangram'--, 'Resort' transcurre en un espacio cerrado. "Me gusta la atmósfera de los hoteles y es en esos espacios donde mejor puedes dar a conocer la psicología de los personajes, porque no tienen escapatoria", ha añadido.

Buffets con una comida de dudosa calidad, espectáculos de segunda categoría para las familias o la imposibilidad de encontrar un resquicio para la tranquilidad son algunas de las incomodidades que se encuentran los veraneantes en las páginas de esta novela, pese a lo cual Márquez sigue encontrando motivos para acudir a los resorts en vacaciones.

EL TURISTA 'SNOB'

"La gente va porque tiene la necesidad de ser feliz y creo que estos sitios tienen más comodidades para los niños pequeños, por ejemplo", ha remarcado el escritor vasco. De hecho, frente a este modelo vacacional, entiende que está surgiendo otro que termina en "una especie de turismo snob". "Por muchos lugares recónditos a los que vayas, si viajas con una Visa, no hay que confundirse: eres un turista más", ha ironizado.

No obstante, en 'Resort' hay cabida también para una mirada crítica a los turistas extranjeros que 'invaden' estos complejos en verano. "Por ejemplo, los alemanes son un fenómeno extraño: los que vienen a 'resorts' suelen ser pobres o de clase media baja, pero tienen un aire de superioridad algo rídiculo. Esa parafernalia de vestirse como en Las Vegas o enjoyarse, llevando al extremo el glamour, suele generar burla", ha explicado.

LOS 'PAPINAZIS'

Los niños también son protagonistas en la novela, que gira en torno a "la paternidad, aunque entendida de manera visceral". "La novela refleja cómo aprendemos a soportar las imperfecciones de nuestros niños al igual que ellos soportan las nuestras, además de cómo bregamos con sus expectativas por muy ilógicas que parezcan", ha resaltado.

Sin embargo, Márquez hace un inciso en el apartado infantil para recriminar la "excesiva sacralización" de la sociedad actual hacia los niños. "Creo que se podría hablar de 'papinazis,' porque se están volcando en la educación de sus hijos de una manera obsesiva y a veces parece que hablamos de una secta", ha lamentado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies