Juan Tallón retrata el 'Salvaje Oeste' en España: "Hace tiempo que la política se confundió con los negocios"

El escritor y periodista Juan Tallón
DESIRÉE RUBIO
Publicado 17/04/2018 12:48:33CET

   MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El escritor y periodista Juan Tallón retrata en su nueva novela el 'Salvaje Oeste' (Espasa) una época en España en la que "hace tiempo que la política se confundió con los negocios" y por la que desfilan personajes como políticos, periodistas o empresarios, donde el dinero es un protagonista más.

   "Trato de captar una época en la que los negocios eran tremendamente divertidos para algunos, porque siempre eran buenos", ha explicado en una entrevista con Europa Press el autor gallego, quien no obstante reconoce que ese modelo de país "todavía no ha desaparecido". "Ahora ha evolucionado o se ha sofisticado, por eso la novela puede seguir leyéndose durante años como una obra de actualidad", ha señalado.

   Por 'Salvaje Oeste' desfilan un presidente de un club de fútbol con negocios en la construcción, una alcaldesa de Madrid que actúa con despotismo en todas sus decisiones, un director de periódico más cercano al poder que de destapar noticias o un presidente del Gobierno dispuesto a conformar un equipo de ministros de entre sus amigos de pupitre.

   Pese a que alguno de estos personajes pueda recordar al lector a personas reales, Tallón ha reiterado que se trata de "una suma de personas o trasuntos de personas inventadas". "Detrás de cada personaje hay un proceso complejo e inconsciente. No me quita el sueño que alguien se reconozca, porque sentirse aludido y ponerlo de manifiesto en público es una ridiculez: sería una suma de coincidencias", ha defendido.

EL LADRILLO, "UN ICONO" EN ESPAÑA

   Cada personaje desarrolla una trama que terminará confluyendo en una sola y, a través de ellas, Tallón aborda algunos de los sectores que han sido claves en los últimos años en España. Por ejemplo, el del 'ladrillo', que para el escritor es "ya un icono, tanto de modelo económico como de especulación, y buen resumen de estos años de excesos".

   También el periodismo, donde por un lado un joven periodista trata de destapar una trama inmobiliaria mientras el director de otro diario mantiene constantemente reuniones con poderosos empresarios intentando tapar sus vaivenes. "En un momento, el periodismo cambió de ser vigilante y crítico con el poder a relajarse y convertirse en cómplices levantando nuevos Gobiernos", ha lamentado.

FÚTBOL Y PALCOS

   De la novela tampoco se escapa la conversión del fútbol en otro negocio, donde los palcos "se han convertido en un lugar de dispersión para las élites para distraerse del propio partido". No obstante, la clase peor retratada en la obra de Tallón es la de los políticos, de los que cree que "han fundado su propia realidad, que no es claramente la de los demás".

   "Tenemos la sensación de que su mundo no es el nuestro, pero sus decisiones son las que nos gobiernan. A la gente les queda sobrellevar su existencia como buenamente pueda y superar el papel de víctimas que parece que representa la ciudadanía en su conjunto. Nos queda rebelarnos", ha señalado el autor de 'Mientras haya bares'.

   En este sentido, ha alertado de que, hoy en día, las personas elegidas para representar a los ciudadanos "no los representan tanto a ellos como a sus intereses personales y de sus círculos de influencia". "Es verdad que en España el precio a pagar por los actos de las élites es en general bajo respecto a los abusos cometidos: aún así, en algún lugar de mis oscuros deseos se encuentra el de albergar la expectativa de que nuestra clase política se parezca más a los ciudadanos", ha concluido.