Cómo mantener una relación "estimulante" con las letras

Carmen Caffarel
EUROPA PRESS
Actualizado 30/05/2011 16:02:43 CET

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, ha presentado este lunes la 'Guía práctica de escritura y redacción' (Catalina Fuentes Rodríguez, Espasa), un manual para todos los públicos que incluye técnicas y consejos para mantener una relación "estimulante, enriquecedora y productiva" con el mundo de las letras.

"Hay que destacar el carácter divulgativo de la obra, tanto para expertos en Lengua, que a veces tienen incertidumbres, hasta para aquellos lectores que no conocen nuestro idioma, pero que, tal y como está redactada la guía, van a encontrar siempre las respuestas a sus preguntas", ha señalado Carmen Caffarel en rueda de prensa.

Según ella, Catalina Fuentes ofrece "técnicas" y recursos "prácticos" con un lenguaje "ameno" y "correcto", mostrando al lector, entremedias, cómo redactar textos adecuados dependiendo del contexto y del receptor de los mismos. "No hay que decir ni más ni menos. Hay que decirlo como hay que decirlo según quien nos escucha", indica.

En este sentido, la autora señala que "a veces el investigador o el escritor se olvida del receptor" del mensaje. "Un escrito es un medio de comunicación con el receptor. Por esta vía, nos quedamos sin los gestos, la entonación*, sin un montón de cosas que no ayudan a epatar con el receptor. El que escribe tiene que tener presente quién lo recibe. No hay que olvidar que la palabra tiene un tremendo poder y puede ser un trampa mortal para una persona cuando escribe", ha precisado Catalina Fuentes.

Para cimentar sus argumentos, la autora se vale de ejemplos sacados, en su mayoría, de los medios de comunicación. "Es muy importante el contexto, he intentado que se viera a través de determinados contextos. Hemos buscado muchos escritos, tanto para lo positivo como para los errores en los que caemos con mucha frecuencia", añade.

UNA GUÍA EN TRES BLOQUES

El nuevo título, que engrosa la colección de guías prácticas del Cervantes, se divide en tres bloques teórico-prácticos. El primero gira en torno a criterios generales sobre la naturaleza del texto o su finalidad, mientras que el segundo analiza su estructura para presentar, en última instancia, estrategias y trucos de comunicación con el receptor.

Según la autora, la guía nace para rellenar los huecos de nuestra formación, transmitiendo usos y costumbres que han pasado "a un segundo plano" en la educación. "Nos falta muchísima formación, no dominamos realmente nuestra escritura. Antes se enseñaba a redactar en los colegios. Existe formación tal vez en la escritura creativa, pero no en la efectiva. Un correo mal escrito, por ejemplo, da una mala impresión sobre ti mismo, da la impresión de que no dominas la lengua", concluye.

Doctora en Filología Hispánica, Catalina Fuentes Rodríguez imparte cursos en las facultades de Filología y Comunicación de la Universidad de Sevilla y, a lo largo de su carrera, ha obtenido diversos reconocimientos por su tarea docente e investigadora.