María Oruña resucita un viejo palacio para construir un relato de fantasmas en su nuevo libro 'Donde fuimos invencibles'

La escritora María Oruna presenta su nueva novela Donde fuimos invencibles
EUROPA PRESS
Publicado 17/04/2018 14:35:43CET

   MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La escritora Maria Oruña ha publicado 'Donde fuimos invencibles' (Ediciones Destino), la tercera novela de una serie thriller que comenzó en 2015, y con la que ha resucitado un antiguo palacio de mediados del siglo XX del pueblo de Suances (Cantabria) para construir una historia de fantasmas desde un "enfoque científico".

   "Quería intentar investigar un tema que siempre me había interesado y en el que nunca me había parado a reflexionar, para ver si encontraba alguna verdad, aunque sabía que iba a ser imposible resolver el misterio de que sucede al morir", ha señalado Oruña en un encuentro con los medios con motivo de la presentación de su libro, este martes 16 de abril en Madrid.

   Así, ha relatado que para contextualizar todo este ambiente espectral, decidió resucitar el antiguo 'Palacio del amo', un caserón que llevaba cerrado más de cuarenta años y construido a principios del siglo XX por una familia de la nobleza financiera que le sirvió como fuente de inspiración para su nueva novela.

   "El Palacio pertenece al ayuntamiento de Suances, pero conseguí permiso para entrar. La primera vez que entré fue impresionante, el aire estaba repleto de partículas de polvo y las ventanas tapiadas, no se podía ver. Íbamos con linternas y focos de arqueología, y a pesar de que le habían quitado todos los muebles, aquella casa seguía contando las historias que habían sucedido ahí", ha relatado para añadir que en el libro describe el caserón tal cual ella "lo vivió".

   La novela trata de resolver el caso de un jardinero que aparece muerto en el jardín del mencionado caserío. En una primera instancia parece que el fallecimiento se debe a cuestiones naturales, sin embargo, Valentina Redondo -protagonista de la serie y oficial de la Guardia Civil- junto a su equipo comienza a revelar señales de un misterio relacionado con extrañas presencias que habitan la casa.

   Para desvelar el misterio, Redondo contará también con la ayuda de un experto en fenómenos paranormales llamado Christian Valle, y con su antagonista, el profesor Machín un científico de la vieja escuela empeñado en encontrar explicaciones racionales.

   "Me interesaba mucho toda esta lucha intelectual entre ambos. Me costó por que quería algo que fuera verdad y que tuviese solidez pero que fuese ligero, no que se convirtiera en un ensayo sobre el tema", ha matizado para matizar que estuvo unas semanas documentándose para escribir la parte científica.

UN CANTO A LA CULTURA

   Asimismo, la autora ha querido introducir la figura de un joven escritor que se refugia en el Palacio durante unos meses para terminar su libro con el objetivo de "meter al lector en el libro" y aportar, no solo referencias culturales, si no para hacer que el lector tenga dos puntos de vista sobre los propios personajes.

   En este sentido, ha matizado que "toda la novela es un canto a los libros y a la cultura en general" y que encuentra referencias a clásicos como 'El Guardían del Centeno', 'Los diez negritos' o incluso 'El resplandor'.

   "También he metido sutilmente una pequeña crítica a como las instituciones abandonan el tema cultural en bibliotecas no solo con la obtención de libros, si no en encuentros con autores o rutas literarias. Todo lo que promueve este estado de bienestar y al que tenemos suerte de poder acceder por vivir en occidente", ha expresado.

   En este contexto ha matizado que las historias de sus tres libros, con 100.000 ejemplares vendidos, tienen lugar en Suances y sus alrededores puesto que para ella era necesario "reflejar el costumbrismo histórico" de esa zona.

   Asimismo, ha resaltado que los pueblos le parecen lugares "muy interesantes". "Al llegar todo es silencio, y parece que no ocurre nada. Sin embargo, en cuanto pasas unas horas ahí descubres que todos los habitantes del pueblo se conocen y que ocurren mil cosas todo el rato. Además, los paisajes son endiabladamente bonitos", ha dicho.

   En cualquier caso, para Oruña, los tres libros tienen un poso "más allá del juego de intriga" construyendo una reflexión que da solidez tanto a los personajes como a la historia. En esta ocasión, hace alusión al título y explica que en toda la obra está implícita la idea de "rescatar ese momento de la vida en el que te sientes fuerte, imparable y capaz de todo a pesar del paso del tiempo".

Contador