Patricia Esteban publica 'Las madres negras', IV Premio Dos Passos, novela gótica sobre las obsesiones infantiles

IV Premio Dos Passos 'las mades negras'
GALAXIA GUTENBERG
Publicado 16/01/2018 16:27:06CET

   MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La escritora Patricia Esteban ha presentado, este martes 16 de enero en Madrid, su primera novela 'Las madres negras' (Galaxia Gutenberg), una obra de tintes góticos, galardonada con el IV premio Dos Passos, que ahonda en temas como las obsesiones infantiles, "la monstruosidad" o el holocausto.

   Así, la historia, que habla sobre la lucha del bien y el mal, relata la vida de Mida, una huérfana que acaba recluida en el convento de Santa Vela, un extraño edificio sobre el que pesa una maldición, y que, además, tiene voz y vida propia, según ha explicado la escritora.

   En este contexto, ha matizado que la casa en sí es un personaje importante de la novela puesto que cuenta su propia historia y sirve como habitáculo para todas las desgracias que allí ocurren. "Tengo cierta obsesión inmobiliaria. Para mí, los lugares donde estamos y hemos estado siempre nos persiguen", ha expresado Esteban en rueda de prensa.

   Así, ha señalado que se inspiró en la 'Mansión de Winchester', localizada en California y conocida también por ser "el lugar más embrujado de todos los EEUU". "Esa casa laberíntica donde Sarah Winchester estaba atrapada me dio la idea del convento de Santa Vela", ha precisado.

   A su juicio, el estilo gótico contiene elementos estéticos del mundo fotogénico y del mundo metafórico, algo que permite mostrar la constante contradicción entre "la claridad a la que aspira el ser humano", y "la oscuridad que también tiene".

   "Lo gótico me parece un mundo absorbente, con atmósferas que se van pegando a la ropa. Además, es un mundo muy visual. Me obsesiona lograr que lo que yo veo, lo vean también las personas que me leen", ha explicado para precisar que las escenas de algunas películas de terror le han suministrado cierto material visual.

   En este sentido, Esteban ha expresado que para ella la obra es un homenaje a toda la literatura que "le fascinaba" y que descubrió "en su infancia". Por ello, uno de los temas principales es "la infancia como un periodo duro de la vida" y la literatura como una "vía de escape del sufrimiento".

   "A mi juicio, los adultos estamos empeñados en hacer campos de concentración para los niños", ha expresado tras recalcar que también le "fascina" el tema de recrear la claustrofobia en sus narraciones.

   Así, el libro es un conjunto de reflexiones sobre la relación entre creencia y conocimiento, ciencia y fe, fanatismo y razón, con el conflicto siempre latente entre el mundo de los adultos y el de la infancia, según ha explicado.

   "Las niñas de esta historia sufren por el amor fanático y vacío, que no es real, y por el poder mal ejercido y la arbitrariedad", ha destacado. En este sentido, ha añadido que "por esa razón" el personaje de Dios "también es un personaje importante en la historia".

   Por último, otro de los temas que ha recalcado es que se trata de un "relato muy femenino" puesto que, la mayoría de los personajes son femeninos y refleja el sometimiento y la prisión que sufre la mujer en muchos ámbitos. "Es un mundo claustrofóbico en el que se ve encarcelada a la mujer. Es una metáfora de la realidad actual", ha concluido.