La reedición de la obra Laín Entralgo recupera el problema de la diversidad y la unidad de España

 

La reedición de la obra Laín Entralgo recupera el problema de la diversidad y la unidad de España

Actualizado 15/02/2006 20:02:44 CET

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Círculo de Lectores/Galaxia Gutenberg recupera en un doble volumen las reflexiones de Pedro Laín Entralgo (1908-2001) sobre "la ancestral tendencia a la confrontación y el enfrentamiento" y la "inhabilidad de los españoles, desde hace siglo y medio, para hacer de su patria un país mínimamente satisfecho de su constitución política y social", explica Entralgo en el prólogo del primer volumen.

Bajo la dirección de Diego Gracia, discípulo de Entralgo, y con la colaboración especial de la familia del autor y del Instituto de Estudios Turolenses, ambos volúmenes incluyen el corpus total de la reflexión sobre España de este intelectual y analista que publicó más de un centenar de obras.

Como novedad a esta reedición, Gracia destacó la inclusión de un capitulo introductorio del historiador Carlos Seco Serrano que sintetiza el pensamiento del "último gran humanista", "que no alcanzó a vivir los momentos de inquietud y angustia" que atravesamos ahora."Bajo la amenaza, matiza Seco Serrano, de que los fundamentalismos de siempre --esta vez, la pretensión maximalista de los llamados 'nacionalismos periféricos--comprometa, fatalmente, lo que tantos esfuerzos y sacrificios ha costado".

Para Diego Gracia, ambos volúmenes, escritos entre el final de la Guerra Civil y el año 1956, suponen una de las mayores aportaciones intelectuales para abordar el "problema de España", que ha sido una constante en nuestra historia desde comienzos del siglo XIX.

CONFLICTO DE VALORES

Explicó que el 'problema de España' parte de un conflicto de valores, en relación con los nuevos valores que inspiraba Europa y que ya defendieron los afrancesados, los liberales o los rojos. "Durante toda nuestra historia se ha explotado más el conflicto y la contienda que la libertad y la convivencia".

Tras la aparición del volumen 'La empresa de vivir', una recopilación de ensayos de algunos de los más importantes conocedores de la vida y obra de Pedro Laín Entralgo y 'Descargo de conciencia (1930-1960)', una obra eminentemente autobiográfica, aparecen estos dos volúmenes, bajo el título, 'España como problema', uno de los textos fundamentales dentro de la producción ensayística del escritor.

Próximamente, la Biblioteca dedicada a Laín Entralgo crecerá con la publicación de nuevos volúmenes sobre su evolución intelectual; sus obras de teatro o su aportación al mundo científico. Preguntado por la opinión que tendría este intelectual de la 'crisis política' que vive nuestro país, Gracia indicó que Laín Entralgo siempre se preocupó, siguiendo la estela de Ortega y Gasset, de los "particularismos" vasco o catalán.

"Laín entendía la sociedad como un proyecto colectivo entre grupos y culturas diversas", añadió.

DESTROZAR LOS EQUILIBRIOS HISTÓRICOS

En opinión del director de la Biblioteca Laín Entralgo, no se pueden "destrozar los equilibrios históricos que se consiguen con mucha sangre". "La preocupación por los nacionalismos o por esta invertebración de la idea de España era constante", agregó. En palabras de Gracia, el 'problema de España' que plantea Laín Entralgo surge tras el enfrentamiento de dos actitudes: la de los "fanáticos" e "intransigentes" "dispuestos a imponer su punto de vista" por encima de todo y la de los "pragmáticos" que piensan que todo se puede "negociar y vender".

Por ello y en contraposición con ambas posturas, Laín Entralgo propone la lucha por la "defensa de los valores superiores" y un modo de convivencia basado en la tolerancia y el respeto. Sin embargo, este humanista, que fue destacado miembro de la Real Academia española, de la de la Historia y de la Nacional de Medicina, acabó "retirándose" de la actualidad política, según explicó Diego Gracia, porque cada vez "tenía menos esperanzas de que las estructuras políticas llevaran a cabo los programas que él diseñó.

En este sentido comentó que Laín Entralgo se veía como un "disidente" dentro del Franquismo y aseguraba que formaba parte de un "gueto" en el marco de la estructura creada por este régimen y en el que pretendían abrir una brecha contra la "intransigencia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies