Salman Rushdie: "Una característica de todos los fanáticos es su no gusto por la lectura o el arte"

Actualizado 06/10/2015 13:52:16 CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El escritor Salman Rushdie ha regresado a la ficción con la novela 'Dos años ocho meses y veintiocho noches' (Seix Barral) instando a los artistas a "defender sus creaciones" frente a "todos los fanáticos cuya característica común es su no gusto por la lectura o el arte".

"Si estamos preocupados de que nos pueda ocurrir algo, no podremos continuar ejerciendo el arte", ha aseverado tras afirmar además que frente al puritanismo "el placer (de la lectura, del teatro, de la danza) se convierte en un acto revolucionario", ha explicado en rueda de prensa.

"Una característica de todos los fanáticos es su no gusto por la lectura o el arte, pero es algo que sucede en todas las épocas. Ahora mismo está el islamismo extremo destruyendo vestigios culturales, pero recuerdo que en la Inglaterra del siglo XVII, por ejemplo, se cerraban los teatros", ha señalado.

El escritor ha señalado que este género es el que más le gusta y se siente "feliz". "Aquí es donde me quiero quedar, en las novelas, en los relatos cortos", ha aseverado. El autor ha reconocido que esta nueva obra es una "reacción" ante su anterior trabajo 'Joseph Anton', una autobiografía que Rushdie se vio "obligado a escribir".

"Si no llega a ser por una determinada serie de eventos que me han ocurrido a lo largo de la vida --en alusión al decreto de fatua que tuvo que afrontar, entre otras cosas--, jamás intentaría escribir mi autobiografía, pero desgraciadamente sucedió", ha explicado.

Por ello, entiende que el siguiente paso una vez abordada su propia vida, debía ser volver a la escritura de ficción, que le viene "más natural". "Me alegro de haber hecho este tipo de escritura, es como el barrio en el que me gustaría quedarme a vivir", ha reiterado, tras recordar que ya tiene en mente el principio de una nueva novela, aunque con la promoción de este libro ahora "no hay tiempo".

'Dos años ocho meses y veintiocho noches' podría entenderse como la lucha de "la razón contra la sinrazón" a través del enfrentamiento entre el filósofo Averroes, que intenta aunar la razón y la ciencia con la fe y Dios, y el persa Al-Ghazali de Tus, quien lucha contra la incoherencia de los filósofos.

La novela de Rushdie está plagada de referencias que entroncan con la tradición oriental y 'Las mil y una noches', genios conocidos como 'yinns' y sus descendientes que no tienen lóbulos en las orejas y personajes con poderes sobrenaturales o reencarnaciones.

Aunque el final del libro podría aparentar un final con cierto optimismo respecto al triunfo de la razón, Rushdie ha cuestionado esto, ya que "tarda más de mil años en resolverse". Preguntado sobre si este cierre del libro coincide con su idea del mundo ante "amenazas" como el Estado Islámico, el escritor ha asegurado no ser "excesivamente optimista", pero sin querer pronunciarse más.

CHARLIE HEBDO

"No me gusta predecir el futuro, casi todo el mundo que se atreve acaba pareciendo un idiota. No sé para que sirve especular si lo que uno aprende cuando estudia Historia es precisamente lo complicado que es comprender por qué suceden las cosas. La futurología es como la ciencia de equivocarse en algo", ha aseverado.

En cualquier caso, sí ha admitido que hoy en día existe esa "lucha entre la razón y la sinrazón" y, respecto al auge del ISIS, ha señalado al "fracaso de los Estados" en Oriente Medio, sobre todo en Iraq y Siria. "Podemos ver en el origen del ISIS el viejo régimen de Sadam Hussein, pero básicamente donde existe colapso de Estado, existe un vacío de poder", ha indicado.

Dentro de los fanatismos, también ha aludido a la matanza de periodistas de la redacción de 'Charlie Hebdo', calificando ese acto como "odioso". "Nadie debería ser asesinado por dibujar: si no te gusta puedes ir a otra revista que te guste. Cualquiera que leyera 'Charlie Hebdo' sabría que no solo era irreverente con el Islam, sino con otras religiones, y nadie fue con una metralleta a por ellos", ha lamentado.

DISTINTOS PUNTOS DE VISTA PARA LOS NACIONALISMOS

Rushdie también ha aludido a los nacionalismos aunque con una opinión dividida "en diferentes puntos de vista", dependiendo del lugar donde suceda. ""En muchas partes del mundo el nacionalismo es un fenómeno muy peligroso, como ocurrió en la Alemania Nazi o en la Yugoslavia de los 90, pero en India por ejemplo se han conseguido dos cosas: unificar el país y convertirlo en anticolonialista", ha destacado.

El Papa también ha sido objeto de preguntas para el autor, quien ha rogado "no tener una opinión" sobre él. "No sé muy bien qué pensar, mi opinión sería mixta, porque no me parece tan progresista como la gente dice salvo en dos o tres temas importantes, uno de ellos el cambio climático", ha apuntado.

'Dos años, ocho meses y veintiocho noches' arranca en 1195 en Córdoba, y tiene numerosos guiños a España, cuyos artistas han sido "influencia" para Rushdie. En concreto, el autor ha citado a Goya (y su cuadro 'El sueño de la razón produce monstruos'), Buñuel y el escritor Antonio Muñoz Molina, a quien conoce "desde hace 20 años" y al que admira.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies