D'Orsay presenta su colección para la temporada Otoño-Invierno 2006-2007

Actualizado 31/07/2006 17:21:22 CET

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La nueva colección de D'Orsay para la nueva temporada Otoño-Invierno 2006-2007 se ha creado pensando en una mujer independiente y muy femenina, a la que le gusta realzar su figura y que presta gran atención a los detalles.

Un exhaustivo estudio de tendencias, tejidos y colores compone una colección única que destaca por su calidad y variedad en el diseño.

Como cada temporada, D'Orsay ha intentado reflejar las últimas tendencias que marca la moda: los vestidos aparecen hiperfemeninos, largos o cortos; la chaqueta sastre se transforma y suaviza, las faldas adquieren caída y volumen con mucha fantasía a base de cortes, con forma bombón y abullonada.

La feminidad prevalece en ésta temporada, tops de líneas limpias, estructuras simples o sensuales con detalles que añaden feminidad al conjunto. Asimismo , resurgen para los trajes de estilo dandy los tejidos lanosos como el tweed y la espiga

Con respecto a los tejidos, el dénim continúa con fuerza, tanto para los looks más sport como para los conjuntos más sofisticados.

Frágiles texturas que envuelven con suavidad como las muselinas de seda y las gasas, tornasoles o lisas. Los encajes , puntillas , blondas y volantes aparecen esta temporada acorde a las tendencias más románticas; así como suaves terciopelos arrugados combinados con tafetas y jacquards. El aspecto delicado de las organzas y dupiones bordados visten una mujer elegante y con gusto.

La paleta de colores propone tonos neutros, verdes , marrones calientes , azules noche, púrpuras , malvas , rosas , fucsias y rojos. Sin olvidar el blanco y negro, misteriosas combinaciones de sombras oscuras con tonos vivos alternan con tonos metálicos cobre, bronce y oro con acabados mates y envejecidos.