Del Pozo, Devota & Lomba o Ágatha visten personajes del Siglo de Oro en 'La moda y los clásicos'

Actualizado 20/04/2009 20:50:19 CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Modelos diseñados por ocho representantes de la alta costura española "desfilarán" durante un mes en un ambiente distinto pero no menos glamoroso que una pasarela. Hasta el próximo 22 de mayo la exposición 'La moda y los clásicos' presenta en el Teatro Español de Madrid el trabajo de destacados modistos que se han ofrecido a crear 28 trajes para personajes de obras del Siglo de Oro español.

Ágatha Ruíz de la Prada, Elio Berhanyer, Fracis Montesino, Ana Lockin y Devota & Lomba visten a catorce mujeres de Lope de Vega, precedentes de obras como 'La dama boba', 'El castigo sin venganza' o 'El caballero de Olmedo'.

Por su parte, Miguel Palacios optó por crear un vestuario para Angustias, Magdalena, Amelia y Adela, todas de 'La casa de Bernarda Alba', de Federico García Lorca, mientras que Jesús del Pozo se decantó por personajes de 'El juramento', de Joaquín Gaztambide y Luis de Otona, y de la ópera 'Farnace' (compuesta por Antonio Vivaldi sobre un libreto de Antonio María Luccini). Fernando de Rojas, Calderón de la Barca y Guillem de Castro también son homenajeados en la exposición.

"VESTIR UN CONCEPTO"

La muestra se originó a partir de un desfile que el Ministerio de Cultura y el Museo Nacional de Teatro organizaron el pasado verano en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. El objetivo de ambas instituciones no era vestir a una mujer concreta, sino "vestir la palabra, una idea o un concepto", según afirma Andrés Peláez, comisario de la exposición y director del Museo Nacional del Teatro.

El proyecto busca establecer nuevas conexiones entre el mundo de la moda y el teatro (Elio Berhanyer, Jesús del Pozo, Ágatha Ruiz de la Prada y Montesinos ya son habituales en el escenario), con la idea de lograr una revitalización del figurinismo teatral y dar proyección social a aspectos tradicionalmente olvidados en el mundo de las tablas.

Peláez explica que "moda y teatro o alta costura y teatro han ido juntos de manera inconsciente desde los inicios del Siglo de Oro", poniendo como ejemplo la influencia de los trajes teatrales en la moda de la calle. "En los últimos años del XIX y primeros del siglo pasado, ahora de manera muy premeditada, las primeras actrices y actores compraban para lucir en escena en las boutiques francesas las creaciones firmadas por Poiret, Lanvin, Mackhintosh, y los primeros diseños de Dior o Balenciaga", matiza Peláez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies