Calamaro pide al público que guarde los teléfonos y que se abstenga de hacer fotos en sus conciertos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

DE GIRA POR AMÉRICA

Calamaro pide al público que guarde los teléfonos y que se abstenga de hacer fotos en sus conciertos

ANDRÉS CALAMARO
WWW.CALAMARO.COM
Actualizado 07/11/2016 12:26:03 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Tras recorrer España en los últimos meses, el músico argentino Andrés Calamaro está actualmente presentando en América su Romaphonic sessions, en conciertos que nada tienen que ver con el rock en teatros y auditorios, actuando con un trío de piano, contrabajo y percusión.

Se trata, por tanto, de una propuesta delicada que requiere de cierto grado de silencio y atención por parte de un público que no siempre comprende este tipo de cuestiones. Y eso ha sido lo que ha enfadado a Calamaro.

"Estamos ofreciendo conciertos acústicos, con un trío de piano, contrabajo y percusiones. Ofrecemos nuestra mayor elegancia posible, sensibilidad y un grado de intimidad", plantea en un comunicado recogido por Europa Press.

A este respecto, añade: "También queremos una cuerda de respeto que nos reúna en una misma dirección: celebrar conciertos y recitales para escuchar sin interferir en la concentración de los demás entre el público ni distraer a nadie arriba y/o abajo del escenario".

Por esto, el músico pide "lo que suele pedirse en los teatros", esto es, "guardar apagados los teléfonos celulares, abstenerse de sacar fotos y de filmar". "De una vez por todas hay que recuperar el placer de escuchar un concierto por el que pagamos una entrada no necesariamente económica", recalca.

Prosigue el comunicado de Calamaro: "Nosotros los músicos nos sentiríamos bendecidos con el respeto de un público que se dedica a escucharnos cómodamente sentados, sin otra intención que disfrutar un momento que podría ser inolvidable".

"Nada de lo que vamos a presentar resiste una fotografía furtiva ni filmarse: se pierde todo, la calidad, el sonido, el ambiente. La vivencia y la experiencia. Voy y vengo para cantar y para ofrecer el extraordinario concurso musical de mis compañeros. No somos modelos de fotografías celulares ni estamos filmando un video en vivo de mala calidad", explica.

Por último, Calamaro apunta que "la euforia por capturarlo todo para compartirlo en las redes tiene que suspenderse por el tiempo que dure el concierto". Y sentencia: "Es nuestro reclamo y nuestro deseo. Y vamos a reaccionar en la medida del respeto y la atención que nos presten".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies