Las canciones que hablan de sexo pueden incitar a una actividad sexual temprana

EP/REMITIDO
Actualizado 24/02/2009 17:07:29 CET

SAN DIEGO, 24 Feb. (OTR/PRESS) -

Una precoz actividad sexual entre los adolescentes estadounidenses, con más de 750.000 embarazos adolescentes cada año y casi un 25% de jóvenes infectados por enfermedades de transmisión sexuales, ha llevado a los investigadores y educadores a buscar los factores que pueden provocar este fenómeno.

Tras analizar las reacciones de 711 estudiantes de la escuela de secundaria, los científicos del Centro de Investigación Médica de la Universidad de Pittsburgh encontraron que los adolescentes que prefieren canciones populares con referencias a actividades sexuales degradantes tienen el doble de probabilidades de llegar al coito o a actividades previas.

"Este estudio demuestra que, entre esta muestra de jóvenes adolescentes, la alta exposición a letras de canciones que describen sexo degradante en la música popular se asocian con niveles más activos en la conducta sexual. De hecho, esta exposición es una de las asociaciones más fuertes", señala el investigador Brian A. Primack en declaraciones a la revista 'American Journal of Preventive Medicine' recogidas por otr/press. Ante esta situación, Primack añade la importancia de una mayor educación e intervención en este ámbito.

Para llegar a estas conclusiones, 711 estudiantes estadounidenses de la escuela secundaria se expusieron durante más de 14 horas a la semana a canciones cuyas letras describían sexo degradante. Tras esta experiencia, alrededor de un tercio de los jóvenes fueron sexualmente activos. Además, descubrieron que los que se someten a esta exposición tenían el doble de probabilidades de haber mantenido relaciones sexuales. Esta relación se observó por igual entre chicos y chicas jóvenes.

Asimismo, los estudiantes señalaron el número de horas al día que escucharon música y sus artistas musicales favoritos. A través de un detallado análisis de este contenido, los investigadores calcularon el porcentaje de canciones que describen sexo degradante de cada uno de los artistas más populares señalados por los adolescentes. Así, el equipo estableció que el resultado de la exposición total se calcula multiplicando las horas de escucha de música de cada alumno por el porcentaje de letras que incluyen sexo degradante de sus artistas preferidos.

Según el doctor Primack, las conclusiones de este estudio, denominado 'Exposure to Sexual Lyrics and Sexual Experience Among Urban Adolescents', se basan en estudios anteriores que sugieren que la exposición a los mensajes de los medios en los que se muestran relaciones sexuales puede ser un importante factor de riesgo para un inicio temprano en la actividad sexual.