Las discográficas invirtieron más de 3.500 millones en nuevos artistas durante 2011

 

Las discográficas invirtieron más de 3.500 millones en nuevos artistas durante 2011

Pablo Alborán
WWW.EDUESFOTO.COM
Actualizado 14/11/2012 18:19:07 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las compañías discográficas de todo el mundo invirtieron a lo largo de este periodo unos 4.500 millones de dólares (3.547 millones de euros) en la promoción y desarrollo de los artistas que integran sus catálogos: unos 5.000 grupos y solistas en el caso de las multinacionales y varias decenas de miles si nos fijamos en las independientes.

El dato proviene de la nueva edición del informe 'Invirtiendo en música', que la Federación Internacional de la Industria Discográfica (IFPI, en sus siglas inglesas) elabora con carácter bienal. El estudio revela que, pese a la prolongada caída en las ventas y la crisis internacional en todos los sectores, las discográficas han reducido en menos del diez por ciento su apuesta por los nuevos artistas.

El estudio de la IFPI pone de manifiesto que la inversión en A&R (artistas y repertorio o, lo que es lo mismo, desarrollo de nuevas carreras musicales) alcanzó en todo el mundo los 2.130 millones de euros a lo largo de 2011, una cifra muy similar a la que se registró en la anterior investigación, dos años atrás (2.200 millones). Ello supone que las discográficas emplean el 16 por ciento de sus ingresos en apostar por nuevos talentos, pese a la recesión en todos los mercados.

EL "NUEVO TALENTO" DE ALBORÁN

En este sentido, Antonio Guisasola presidente de Promusicae, apunta con respecto a España: "Este es un trabajo crucial que deben afrontar las compañías para mantener actualizados sus catálogos de novedades y descubrir nuevos talentos que consigan llegar al público general. Durante 2011 el artista que más discos vendió fue un nuevo talento que este año sigue teniendo un gran éxito: Pablo Alborán".

En concreto, el debut del artista con el trabajo que lleva su nombre alcanzó el triple platino, lo que equivale a 120.000 copias. A día de hoy y después de otros dos discos más (el último recién presentado ha entrado en listas esta semana directo al primer puesto) Alborán acumula en total el medio millón de ejemplares vendidos.

A título comparativo, y según datos de la Comisión Europea, el esfuerzo inversor es sensiblemente inferior en otros sectores: un 15 por ciento en el sector farmacéutico o un 9,3 por ciento en el de software.

MENOS GASTO EN MARKETING

El gasto ha decrecido de manera más significativa en el capítulo del marketing, que pasó de 1.900 a 1.350 millones de euros a nivel global. Ello se debe en parte al impacto de la piratería y el sensible descenso en las cuentas de beneficios, pero también a que las discográficas están redirigiendo sus esfuerzos promocionales: de los formatos tradicionales hacia las redes sociales y las nuevas tecnologías.

En cualquiera de los casos, sacar adelante un grupo o solista de nuevo cuño en las principales listas internacionales sigue suponiendo un esfuerzo inversor de primera magnitud, que la IFPI cifra entre 590.000 y 1,1 millones de euros, aproximadamente. Este cálculo comprende el adelanto para el grupo o artista (unos 150.000 euros), los costes de la grabación (de 150.000 a 225.000), la producción de uno o varios videoclips promocionales (de 40.000 a 240.000 euros), el apoyo a la gira (otros 75.000) y la inversión en promoción y mercadotecnia, que bien puede oscilar entre 150.000 y casi 400.000 euros.

Los grandes números de la industria durante 2011 demuestran, además, que la música en vivo no ha superado a la grabada como el mayor generador de ingresos para el sector. De hecho, las cinco giras mundiales de mayor impacto económico durante el año pasado (U2, Bon Jovi, Take That, Roger Waters y Taylor Swift) corresponden a artistas con un extenso catálogo discográfico en su haber.

Según encuestas realizadas en el Reino Unido y Alemania, las nuevas bandas prefieren disponer de un contrato discográfico en lugar de apostar por un modelo de autogestión. En el primer caso, un 71 por ciento de los artistas encuestados señaló que deseaban emprender una carrera discográfica de la mano de alguna compañía. Este porcentaje fue todavía más significativo en el caso de los músicos alemanes, ya que rondó el 80 por ciento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies