Jaime Urrutia: "Por generación y planteamiento vital y musical, yo soy y me considero punk"

 

Jaime Urrutia: "Por generación y planteamiento vital y musical, yo soy y me considero punk"

Jaime Urrutia.
EUROPA PRESS
Publicado 23/01/2015 11:37:43CET

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex líder del grupo Gabinete Caligari y testigo directo en los años 80 de la 'Movida Madrileña', Jaime Urrutia, salta a la escena de los libros de la mano de Canciones para enmarcar (Larousse), una colección de temas que van del flamenco a la copla y del pop al punk y en la que el autor despliega no sólo unos amplios conocimientos musicales, sino también un buen puñado de vivencias como compositor y melómano.

El músico se muestra a favor de la música sencilla y hecha desde las entrañas. No es de extrañar que se manifieste abiertamente cercano y algo más al punk. "Por generación y planteamiento vital y musical, yo soy y me considero punk, siempre lo diré", llega a escribir.

Si bien, en otra vertiente, el músico no esconde su querencia por las letras bien hechas, literarias, que de alguna manera cuentan una historia cuanto menos que merece la pena ser contada. Entre un vector y otro caben todos los géneros musicales.

En este recorrido enciclopédico que, en ciertos pasajes no desmerece en calidad la pluma de muchos periodistas especializados, Urrutia describe con la humildad de quien sabe de su reconocimiento, pero mira desde abajo el Olimpo al que sólo acceden unos pocos, canciones que le han marcado y que le han hecho amar la música.

"Esta noche vi llover", de Armando Manzanero, sorprende a un Urrutia aún niño de vuelta de un aguacero por la calle Goya de Madrid, el mismo joven que suspiraría más tarde por Michelle Phillips, la rubia de The Mamas & the Papas, el que escuchará por primera vez en su vida el "(I can't get no) Satisfaction" de los Rolling Stones el verano de 1965 o 1966 en los billares de Miraflores de la Sierra (Madrid), donde veraneaba su familia.

Pero si este libro tiene un valor, quizás sea también el de ser una fuente de información más de los grupos de la 'Movida Madrileña' en torno al sello discográfico 'Tres Cipreses', que abrió su propio hermano y por el que desfilaron artistas como Loquillo y los Trogloditas, y el de ser un manual de disección musical a manos de un músico. ¿Quién mejor?.

Desde esa atalaya, Urrutia narra la llegada a España de grupos como The Ramones y su "Blitzkrieg Bop" en medio del 'boom' del rock progresivo, o de The Clash y su "London Calling", a los que el músico logró ir a ver en 1981.

Desvela también como caló en su música y en la de otros grupos nacionales de los 80 el aura de Joy Division o The Cure. Para Urrutia, personalmente, las voces que le sirvieron de escuela fueron Jim Morrison y Lou Reed.

Ahora bien, del mismo modo que Urrutia sabe sacar el jugo a "María la Portuguesa", el clásico de Carlos Cano, o a "Estando contigo", de Marisol, reflexiona sobre el flamenco. "Está demasiado encerrado en sí mismo", asegura tras mostrar su admiración por Camarón de la Isla y "La Leyenda del tiempo".

Además, Urrutia también plantea, entre otros ejemplos del libro, que el inicio de "Perlas ensangrentadas" de Alaska y Dinarama suena parecido al de "Born to Run" de Bruce Springsteen.

Una mente inquieta que muchos desconocen y que se puede descubrir en "Canciones para enmarcar". Y entre sus citas, una en busca de su propio marco: "¡Qué importante es tener personalidad en todas las facetas de la vida y, más aún, en la música!".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies